Constructores, ¿cómplices o víctimas?

Revista Obras

Actualmente, el empresario Escoto Núñez estima que hay alrededor de 4,000 vallas, de las cuales 1,500 son de sus empresas (Rentable).

Las construcciones en proceso son lugares permitidos para colocar vallas, es por ello que las empresas de publicidad exterior buscan a constructores y desarrolladores para establecer ‘pequeños contratos’, que, en el mejor de los casos, incluyen la firma de un documento, aunque en ocasiones se realiza de palabra.

Este modelo de negocios consiste en que la empresa publicitaria cubre una renta al contratante, además de dar el servicio de tapiales. Por ejemplo, Rentable, explica Ricardo Escoto, paga entre 1,200 y 1,500 pesos al mes por valla.

Aunque los precios fluctúan, dependiendo de la ubicación. Emilio Pérez Quezada, presidente del CIPE, asegura que la renta puede alcanzar hasta 7,000 pesos por mes. 

Según el artículo 86 de la Ley de Publicidad Exterior, una constructora que tenga en una obra vallas irregulares “se (le) sancionará con multa de 1,500 a 2,000 días de salario mínimo general vigente en el DF, arresto administrativo inconmutable de 24 a 36 horas y el retiro del anuncio a su costa al publicista y al responsable solidario que sin contar con el Permiso Administrativo Temporal Revocable, licencia o autorización temporal respectivo, ejecute o coadyuve en la instalación de un anuncio”.

La ley también establece que los anuncios en vallas sólo podrán instalarse previa expedición de la licencia correspondiente y la anuencia escrita del propietario del estacionamiento público, construcción o lote baldío correspondiente, y no antes.

No obstante, al cierre de esta edición, la Autoridad del Espacio Público no había otorgado ninguna licencia para colocar vallas en la ciudad. Por tanto, de aplicarse la ley, todos los inmuebles con vallas estarían en riesgo de sanción.

Consultada por Obras, la empresa Abilia, desarrolladora de complejos habitacionales, explica que nunca ha sido advertida por las empresas publicitarias de que pudieran ser castigados si contravienen la ley con las vallas.

A la par, el director de Z D&#43A Arquitectos, Yuri Zagorin, asegura que su despacho ha trabajado con Grupo Vallas y Rentable Publicidad. Su experiencia pasa por la discontinuidad en los pagos, así como en la firma de contrato, ya que no siempre lo realizan.

Asimismo, Zagorin relata que en una construcción en la que participó, su empresa tuvo un problema, luego de que la compañía de publicidad no cubrió el pago de la luz que requieren las vallas.

La Autoridad del Espacio Público afirma que no ha habido detenidos: “No es una ley marcial, no es para sacar sangre, es para irse adentrando (en el ordenamiento de la ley)”.

El Código Financiero del DF establece que las empresas que colocan vallas deben pagar un impuesto. Si se aplicara la ley, el monto a cubrir sería de 4,462 pesos por metro cuadrado al año. Es decir, por cada valla de 15 m2 se debieran cubrir 66,930 pesos en un año. Si existieran las 4,000 vallas que asegura el director de Rentable, la tesorería capitalina debería recaudar 267.7 mdp.

Conoce sobre las ventajas de las conexiones políticas, da clic en siguiente.