Aprende a lidiar con el pasado de tu pareja

Lo que no fue en tu año...

Getty Images

Cuando empezamos una nueva relación, el pasado de la persona con la que estamos se aparece ante nosotros para atemorizarnos por una o varias razones. Pero la realidad es que aquello ya fue y no debe convertirse en una pesadilla. Sin embargo, ese pasado también tiene algo positivo: es parte de su vida y, para bien o para mal, le ayudó a ser la persona que tú conociste y que te gustó.

Y, como nunca está de más, quisimos compartir contigo algunos consejos para que ese pasado no te atormente y puedas seguir adelante en tu relación.

Lo que no fue en tu año

Si tú estás bien y tu pareja también, nada externo debe desestabilizarlos. Debes ser seguro y no buscar cosas o situaciones viejas que puedan ponerte mal. Lo más seguro es que al sujeto en cuestión ya no le importen. Incluso, es probable que si él/ella tiene hijos, en algunas ocasiones tendrá que ver a su ex para discutir temas de importancia, pero esto no debe afectarte.

No espíes lo que pone en redes sociales

Es probable que a todo lo que publique en Facebook o Twitter le quieras encontrar un segundo significado. No te obsesiones, ni escarbes en las publicaciones pasadas, ni tampoco compares los post amorosos de antes (los que le escribía a otra persona) con los que te dedica a ti. Toda relación es diferente.

No uses esa información para lastimar

Si tienes algún conflicto o malentendido, no se te ocurra utilizar cierta información en contra de tu pareja. Nada de decirle: a él lo amabas más… o: a ella le aguantabas todos sus caprichos. Eso sólo lastimará la relación.

No preguntes cosas que te pueden herir

Si ya sabes que sueles ser inseguro, o que a menudo te incomoda conocer aspectos íntimos del pasado de tu pareja, o que a veces no sabes cómo controlarte, lo mejor es no preguntar si. Tal vez tu curiosidad te hará cuestionar cosas en el aspecto sexual, incluso sobre posiciones y hasta la cantidad de ex parejas que tuvo. Pero, cuidado, esta información podría revertirse.

Respeta los silencios

Si en algún momento tu pareja está seria, incluso triste, lo mejor es no cuestionarla. Ella sabrá si quiere contarte y el momento para hacerlo. Lo peor es presionarl@ para que suelte la sopa. Ni lo intentes.

Aparece cuando menos lo esperas

Es mejor estar preparado porque en un restaurante, en la calle o en alguna reunión, el pasado de tu pareja puede hacerse presente. No faltará que se encuentren a algún familiar o amigo en común de su ex pareja y que el tema salga a colación. Como decíamos, el pasado está ahí y nadie lo puede cambiar. Lo mejor es aprender a aceptarlo sin que incida en el presente.

¿A ustedes les ha afectado el pasado de su pareja?