Relato post – explosión

La tragedia contada por un taxista

Las actividades todavía no se reanudan en la Torre de Pemex. Hasta el fin de semana, la zona todavía seguía cercada y fuertemente custodiada por policías federales y militares; algunas veladoras y flores a manera de ofrendas recordaban a las víctimas.

Aldo Díaz, quien trabaja como taxista en la base de taxis Torre de Pemex 404, ubicada a un costado de las oficinas centrales de Petróleos Mexicanos que resultaron afectadas por la explosión, nos contó cómo vivió el incidente.

“El día de la explosión yo estaba exactamente abajo del edifico D, que es la esquina que está frente a donde fue el suceso. Un tronido, una vibración en el suelo (como la que se siente en algunas avenidas cuando pasa un camión muy pesado) y la sensación del viento fue lo que me hizo saber que había pasado algo. Inmediatamente después se vio mucho polvo pero sólo eso. No se vieron flamas ni nada que pudiera indicar un incendio o algo parecido, tampoco había un olor especial…

54523Edificio de Pemex
Edificio de Pemex (Xinhua)

“La explosión ocurrió aproximadamente a las 15:40 y las 15:55 horas ya estaba todo lleno de ambulancias. Los primeros en llegar fueron los bomberos de PEMEX, y después un montón de ambulancias. Yo calculo que en menos de 15 minutos el lugar ya estaba lleno de ambulancias (no sólo de la Cruz Roja, sino de muchas corporaciones) y patrullas. Después llegaron los de protección civil. Los que tardaron un poco más en llegar fueron los federales y militares…

“En esta zona todo se volvió un alboroto porque no se sabía qué había pasado y al mismo tiempo veías ambulancias y policías por todo lados, incluso tuvieron que llegar grúas para mover a muchos automóviles que estaban estacionados en los alrededores. Si a eso le sumas que había personas dentro de la Torre intentando salir y otras afuera buscando a sus familiares, pues todavía mucho peor…

“Yo me moví de aquí como a las 4:30 pm. Y antes de las 5:00 pm ya no nos dejaban regresar a la base. Después ya nadie podía estar aquí. Los helicópteros se estaban estacionando en las calles de Espíritu Santo y Bahía de Perula.

54524Edificio de Pemex
Edificio de Pemex (Xinhua)

“Al siguiente día regresé temprano y ya estaba abierta la calle, pero el ambiente se sentía muy tenso. Todavía no se sabía mucho de lo que había ocurrido, muchas personas venían a preguntar por sus familiares. De nuestras clientas que trabajan en el edificio, por suerte, una estaba de vacaciones y otra pudo salir sin problemas, me parece que trabaja en el tercer piso. Por desgracia, la sobrina de otra clienta falleció.

“Muy pocas personas vinieron a trabajar. Te das cuenta porque no hay tráfico. Normalmente en la mañana y entre las dos y seis de la tarde el trafico está imposible, pero como no hubo movimiento en PEMEX, la zona está muerta. Calculó que al otro día de la explosión hubo un 40% de movimiento”.