Brad Pitt y Angelina Jolie

Especial
 
¿Quién fue el infiel?
Brad Pitt. El guapo.
¿Cómo estuvo el cuerno?
Por ahí de 1998, alguien presentó a Jennifer Aniston con el chico rubio. Fue amor a primera vista, tanto que él terminó con Gwyneth Paltrow y ella con Tate Donovan. Un año después llegó el anillo de compromiso y la boda. Lo malo fue que el amor duró nada más 5 años, bastó con que El señor y la señora Smith –coquetos– se conocieran durante el rodaje de esta película para que el amor entre aquellos rubios acabara. La noticia de la ruptura llegó dos años después. Todo el mundo sabía que algo había tenido que ver él con la Jolie, quien, a partir de entonces, adoptó un feo adjetivo que tal vez se ganó a pulso.
Grado de gandallez
Cuatro
Una les da a los hombres la libertad de que salgan a la calle a buscar el sustento, confía en ellos y espera que nos guarden fidelidad y respeto… pero ¿qué pasa? Que de buenas a primeras el hombre conoce a una más guapa y voluptuosa y aventurera y simpática y sexy e interesante que una y entonces el matrimonio se va por la coladera… Bueno, la verdad es que la Jolie sí está más guapa y voluptuosa y aventurera y simpática y sexy e interesante que Aniston. ¿O no?