Amores de la infancia

Especial

Después del shock emocional, va la parte bonita. Lo que nos hacía suspirar. Ahh. Todos ridículos.

Sailor Moon

A pesar de ser un ánime hecho para las niñas, aunque lo nieguen, muchos hombres veían esta serie de televisión (en su adolescencia hormonal, llena de barros), no por la historia, más bien ponían cualquier pretexto para ver las transformaciones de las Sailors. Especialmente la de Sailor Mars, con todo y su exuberante cabellera negra.  

Mazinger Z

Cualquier persona con más de 30 años les dirá que el mejor robot que ha existido y existirá en toda la tierra se llama Mazinger. Otra cosa: cualquier persona con más de tres décadas de vida asegurará que su robot femenino favorito del mundo siempre será Afrodita. No Terminator ni ninguno de los Transformers. No. Afrodita. Con todo y sus grandes misiles con los que atacaba y destruía a sus enemigos.

 

¿De verdad no sabíamos que eso era zoofilia?

Una de las primeras fantasías sexuales (y la más perversa que tuvo toda una generación del género masculino) fue la sexy, veloz, rubia y llena de pecas Chitara. El problema es que en la adolescencia uno no tenia ni la más remota idea de que a todos los que nos gustaba éramos unos pervertiditos y medio enfermos sexuales. Si han visto su anatomía sabrán de lo que hablamos. Si en estos días nos siguiera gustando Chitara, seguramente mucha gente no nos permitiría acercarnos a sus hijos ni a sus mascotas.

Carrusel

Sí, lo sabemos, no es una caricatura, es una telenovela. Pero, siendo sinceros, hay caricaturas menos fantasiosas que esta telenovela, así que entra sin problemas. Es casi un hecho que algunos de nosotros tuvimos que chutárnosla porque, aunque suene a cliché, no había nada más que ver. Aunque no hay que olvidar el hecho de que existiera María Joaquina. Esa rubiecita insoportable a la que podemos echarle la culpa del cliché de que los ricos son “gueritos”…, y los pobres, bueno, ustedes saben…