Plan B para tus vacaciones soñadas

Si no saliste, te decimos qué hacer

Especial

Si no pudiste ir a la playa…

¿Qué importa? Con este clima, ni creas que ibas a poder asolearte. ¿El mejor consejo? Ve a tu baño, llena de agua la tina, pon música, velitas, una copita de vino, y a relajarse. No es el mar, estoy de acuerdo, pero es un ratito de agua calientita y relajación total en una tarde fría. También puedes atacar tus ganas de playa con unas clases de natación, así por lo menos puedes nadar un rato. Si no tienes tina, ni ganas de aprender a nadar, una alberquita inflable del súper puede hacer milagros… o no. 

Si fantaseabas con ir a los rápidos…

Six Flags tiene muchas atracciones igual de emocionantes que los rápidos. Si quieres agua, lánzate a La Feria de Chapultepec, donde tienen “los troncos”: un juego donde seguro te caerá agua. Otra opción que no se parece a los rápidos, pero que también podría considerarse extrema, es ir al escalódromo. 

Si querías ir a un crucero..

Ve Titanic y piensa en lo feliz que eres porque no te tienes que exponer a aventuras marítimas que te harán terminar en una situación desastrosa con una mujer que no te quiere compartir su tabla para que ambos sobrevivan. Si nuestro premio de consolación tan chafa no te sirvió, recuerda que los chilangos tenemos un entretenimiento acuático maravilloso y único en su tipo: las trajineras. 
 

Si no fuiste a Estados Unidos de compras…

En primer lugar, ¿por qué gastar tu dinero en otro país, si puedes hacerlo en el tuyo? A la larga, es más barato. Aprovecha que estamos en época de rebajas, y date un regalito. Es más, en vez de ir a las tiendas que frecuentas, organiza una ida a un outlet. Los más famosos son el de Lerma, en Toluca,  y el de Punta del Norte, en Cuautitlán Izcalli. Éste último es ideal para fashionistas, ya que sus tiendas van desde las más baratas, hasta las más lujosas, como Carolina Herrera, BCBG, Coach, entre otras. 
 
Si no viajaste a Europa…
Fácil. Toda la ciudad parece territorio londinense con este clima. Ponte un abrigo, unas botas, y camina como si estuvieras en tierras inglesas. Si París es más tu estilo, vete a Polanco o a Paseo de la Reforma, los lugares más franceses de la ciudad. Pero si lo tuyo es Italia, lánzate a las trajineras, que aunque no tienen un señor que te cante  “O soleeeee, o soooole mio”, seguro no faltará el mariachi. ¿No es suficiente? Aprovecha las vacaciones para tomar un curso intensivo de algún idioma, o busca clases gratis en internet. Si te gustaría ir a Europa por la onda cultural, recuerda que la ciudad de México es la cuidad con más museos en el mundo. Y si sigues queriendo más, ya de perdida entra a 360 Cities, donde podrás ver fotos panorámicas de muchos lugares del mundo… y soñar que estás ahí.  

Si te quedaste con las ganas de ir a un spa…

Organiza un spa casero. En Youtube puedes encontrar millones de mujeres que comparten sus mejores recetas de mascarillas, cremitas, tratamientos, y otras monerías para verse bien. Si quieres un masaje, ¿para qué ir por un shiatsu con una gorda masajista, si tu pareja te puede dar mucho más que un masaje sexy… y gratis?