Al ring: Cabify vs. taxis organizados del DF, ¿qué es mejor?

Cada parte lanza sus mejores argumentos

Cuartoscuro/Getty Images

Los servicios como Cabify se dicen innovadores mientras que los taxistas legalmente concesionados los tildan de ilegales. 

Ignacio Rodríguez (IR), vocero de taxistas Organizados de la Ciudad de México vs. Ricardo Weder (RW), CEO de Cabify México. Aquí tiran sus mejores golpes.

ROUND 1: ¿POR QUÉ DEBERÍA EL GOBIERNO PERMITIR O NO A CABIFY O UBER?

IR: La parte con la que no estamos de acuerdo es la de las prestaciones de servicio público y transporte de pasajeros. Ahí reside la comisión del delito, no en el uso de tecnología. Esa parte está contemplada en la Ley de Movilidad: en su artículo 258 establece que para transportar pasajeros se necesita una concesión otorgada por la autoridad competente, para estos fines, la Secretaría de Movilidad. Y las unidades de Uber y Cabify son autos particulares, no concesionados.

RW: La industria del transporte en México no se había modernizado en décadas, y ahora que la tecnología permite revolucionarla, muchos ciudadanos se han dado cuenta de que no habían encontrado seguridad, calidad y cobros justos de tarifas en el transporte tradicional. Y es así que en México se está creando un nuevo mercado que busca alternativas de movilidad.

ROUND 2: ¿EL USUARIO PUEDE SENTIRSE SEGURO CON TU SERVICIO?

IR: Me voy a referir al taxista legalmente concesionado porque hay unas 30 mil unidades prestando el servicio con carros cromatizados como taxis, pero que no lo son. Si el usuario se fi ja en que el taxi que aborda es legal, porque tiene unas placas que lo identifican como tal y adherido el tarjetón que identifica al transportista en la ventanilla de atrás, donde va el usuario, con eso tiene mucho ganado. Son elementos de seguridad porque la Semovi tiene registrados a los operadores y las unidades.

RW: Lo más importante para Cabify es la seguridad de usuarios y colaboradores. Para los usuarios, tenemos seguro de cobertura amplia y extensión de responsabilidad civil adicional al seguro que tienen los autos. Y todas las personas que deseen unirse al equipo de trabajo deben pasar un proceso exhaustivo de selección, que incluye pruebas psicométricas, toxicológicas, que no cuente con antecedentes penales, entre otras, lo que nos permite ofrecer un servicio seguro y confiable.

ROUND 3: ¿CREES QUE EL USUARIO SE SIENTE A GUSTO CON TUS TARIFAS?

IR: Al usuario debe resultarle competitiva, pues paga las tarifas más bajas del mundo, incluso en el DF, particularmente de taxi, la tarifa es la más baja de toda la república. Sin embargo, el sector absorbe los incrementos en los gastos de operación y no en la tarifa. Por eso se habla de que no reajustar las tarifas acorde a los factores económicos tiene un efecto negativo sobre la calidad del servicio.

RW: Sí, en el caso de Cabify tenemos tarifas fijas por kilómetro, las cuales no varían si hay tráfico, tormenta, etcétera. El precio siempre será el mismo. Y si hacemos un balance al mes, es notorio que son competitivas con otras apps de movilidad y con transportes públicos.

ROUND 4: ¿QUÉ IMPUESTOS PAGAS?

IR: Una concesión, que en el mercado tiene un valor promedio de 80 mil pesos. Luego, alrededor de 14 mil por cesión de derechos y reposición del título; una verificación de taxímetro anual, 350; una revista vehicular, unos 1,300, y, para aprobarla, un seguro de transporte público cuyo costo promedio es de 15 mil pesos anuales en el caso de un carro Tsuru. Y está lo de la licencia tarjetón, que cuesta aproximadamente 3,000 pesos. Para un taxi recién ingresado serían unos 100 mil pesos.

RW: Como cualquier empresa constituida legalmente en México pagamos los impuestos correspondientes. Es decir, el 16% de IVA.

ROUND 5: ¿A POCO SÍ OFRECES UN SERVICIO EFICIENTE?

IR: Somos un sector heterogéneo, diferenciado, y tenemos servicios de excelente calidad. Por ejemplo, los taxis del aeropuerto o los turísticos de hoteles o los radiotaxis brindan muy buenas garantías de seguridad y calidad en el servicio. Pero si calificamos de modo general, debido a la mezcolanza de ilegales con legales, la calidad y la seguridad se ven mermadas porque no hay sistemas de control para estos servicios pirata.

RW: Sí, a través de Cabify hemos logrado que miles de personas dejen el auto en casa y comiencen a utilizar nuevas alternativas de movilidad como la nuestra. Esto, gracias a que han encontrado en nosotros una forma segura, confiable y con tarifas accesibles para trasladarse a diferentes puntos de la ciudad.

ROUND 6: ¿QUÉ VENTAJAS LE DA LA TECNOLOGÍA A TU USUARIO?

ir: Sí se puede brindar más confianza al usuario, pero eso no significa mayor seguridad. La seguridad la garantiza el Estado, es decir, el gobierno. Y si un servicio no está regulado por el gobierno, entonces no se puede decir que efectivamente esté garantizada la seguridad del usuario. Pero la tecnología ha logrado una sensación de mayor confianza.

RW: La tecnología se ha convertido en el aliado perfecto para el desarrollo de sociedades, y es así que ha venido a revolucionar una industria que no se había modernizado en décadas permitiendo garantizar la seguridad y el servicio que los ciudadanos en México están buscando.

ROUND 7: ¿QUÉ HARÍAN SI EL GOBIERNO AVALA SERVICIOS COMO EL DE CABIFY TAL COMO LO ESTÁN OFRECIENDO?

IR: Si se regularizara este tipo de servicios, tendrían que sujetarse a la normatividad con las reglas que se exigen para prestar el servicio de transporte público. El problema no es si se da o no se da, el problema es que se dé en los términos de cumplimiento de la ley para todos. No podemos aplicarles la ley a unos sí y a otros no; ésa es la parte que nos parece injusta.

RW: En Cabify cumplimos las normas establecidas en el marco jurídico. Pero al ser un modelo de negocios tan innovador queremos que el vacío legal sea regulado de manera equitativa para lograr un gran cambio en materia de movilidad y, sobre todo, una regulación enfocada en beneficio del ciudadano y no en otros intereses. En caso contrario, no vamos a permitir que la regulación inhiba la innovación, así que seguiremos en pláticas con las autoridades correspondientes para encontrar una regulación equitativa y justa para todos.

¿Y tú qué opinas, chilango?