5 tips para convertirte en un mejor conductor

Desde desterrar el celular, hasta aprender a controlar tu auto

Vamos a sonar como tu mamá, pero en dos segundos la vida te puede cambiar si tomas una mala decisión al frente del volante de un automóvil, pues los accidentes viales ocupan el octavo lugar como causa de muerte en México.

Los motivos obvios son manejar borrachos, utilizar el celular y excederse en la velocidad. Pero, una vez que ya estás consciente de estos peligros, ¿qué otros factores podrían provocar que las cosas salgan mal?

(También lee: Manual de etiqueta para el peatón)

Tomamos el curso de Ford ‘Driving Skills for Life México’ en el estacionamiento del Estadio Azteca, dirigido durante un fin de semana a 400 estudiantes universitarios del DF para que aprendieran a manejar con responsabilidad y nos topamos con estos 5 tips que te servirán para convertirte en un mejor conductor.

1. No al alcohol, obvio, pero ¿por qué?

Bajo la influencia del alcohol, eres incapaz de darte cuenta de que estás conduciendo temerariamente porque tus sentidos están fuera de servicio. No te sientas valiente, no manejes y siempre considera que cuando bebes, el nivel de alcohol en sangre depende de qué tan bien comiste ese día y si dormiste lo suficiente la noche anterior.

(También lee: Manual de etiqueta para ciclistas)

2. ¡Hacia adentro no!

En México no se aplican exámenes de manejo para entregar licencias, así que nadie te dice qué hacer cuando de pronto vas en carretera y tu auto se descontrola en una curva. Lo primero: suelta el acelerador y maniobra el volante hacia el lado contrario de la curva hasta que el carro se estabilice; ¡nunca frenes! y mantén las dos manos en el volante.

3. De forma correcta

Para que tengas un mejor control de tu auto, maneja siempre con ambas manos en el volante, en posición del reloj 9:15. Eso te dará la estabilidad que necesitas en caso de tener que reaccionar ante un obstáculo (como un peatón, un gato, un perro o un accidente) en segundos.

(También lee: Manual de etiqueta para automovilistas)

4. No te confíes a baja velocidad

Ir a menos de 30 km/h no significa que el peligro sea menor. Las bajas velocidades combinadas con abrir una botella de agua, cambiarle al radio, usar el celular o distraerte con tus pasajeros, puede causar un accidente.

5. Mantener siempre la mirada al frente

Uno de los tips más importantes que aprendimos fue siempre estar atento al camino. Nunca sabes cuándo aparecerá un obstáculo y es muy importante estar atento para poder reaccionar a tiempo.

¿Conoces a alguien o alguna vez has estado involucrado en un accidente vial?

También lee:

Las estampitas de los coches chilangos

¿Qué hacer cuando ya te cargó… la grúa?

El auto que se conduce solo