Ya le tocaba un Oscar al ‘Chivo’

La sexta fue la vencida para Lubezki

La sexta fue la vencida para Emmanuel Lubezki y por fin logró un Oscar en su brillante carrera como director de fotografía, gracias al trabajo realizado en Gravity.

El “Chivo” ya había estado nominado en otras cinco ocasiones a Mejor Fotografía por: La Princesita de Alfonso Cuarón (1995), Sleepy Hollow de Tim Burton (1999), The New World de Terrence Malick (2005), Children of Men de Cuarón (2006); y The Tree of Life, también de Malick (2011).

Para ganar su primer Oscar, el mexicano dejó en la orilla el trabajo de Philippe Le Sourd en The Grandmaster; el de Bruno Delbonnel en Inside Llewyn Davis; el de Phedon Papamichael en Nebraska y el de Roger A. Deakins en La Sospecha

Lubezki es chilango, nació en 1964, y desde niño se aficionó por el cine, con cintas de directores como Pier Paolo Pasolini y Federico Fellini. Su abuela paterna fue una actriz rusa, que quiso probar suerte en Hollywood pero no lo logró por problemas migratorios, por lo que se instaló en México.

El “Chivo” estudió en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) de la UNAM, y ahí conoció a Alfonso Cuarón. Juntos han realizado las siguientes películas: Sólo con tu pareja (1991), La Princesita (1995), Great Expectations (1998), Y Tu Mamá También (2001), Children of Men (2006) y Gravity (2013), con la que logró por fin la anhelada estatuilla.

El mexicano ya había logrado otros premios gracias a su excepcional trabajo, como el BAFTA por la fotografía de Children of Men y hace apenas unos días por Gravity, pero le faltaba el Oscar y por fin lo logró.