Will Smith y Netflix apuestan por una película categoría C

'Bright' es un cuento de hadas para adultos cargado de violencia, acción y sexo.

Will Smith en la Comic Con
Foto: AFPLos actores Joel Edgerton, y Will Smith junto con Edgar Ramirez en la Comic Con 2017

De acuerdo al director David Ayer hacer una película simboliza emprender una odisea. Bright podría ser la producción más importante de su carrera hasta ahora pues según él se trata de un ambiciosos relato para cuya realización los productores le otorgaron prácticamente todos los instrumentos necesarios para hacer una buena película.

Paradójicamente el estudio en cuestión es Netflix, quien se aventuró a producir una cinta con un costo aproximado a los 170 millones de dólares siendo clasificación C. Un acto excepcional dentro de la industria del entretenimiento.

«Esta película se hizo gracias a Netflix. Tuvimos plena libertad en el proceso creativo. Gozamos la oportunidad de incluso, emplear cámaras que por ejemplo se han utilizado en la producción de los nuevos episodios de La Guerra de las Galaxias» nos contó un emocionado Ayre justo despues de la presentación del panel de Bright en el Hall H del Centro de Convenciones de San Diego.

Por los aplausos recibidos por parte del entusiasta público hacia las secuencias presentadas, todo parece indicar que la plataforma tiene un éxito en puerta.

Bright es una cinta de acción relocalizada en un futuro cercano en donde elfos y orcos tienen que convivir en las peligrosas calles de Los Angeles.

«Es un drama situado en un mundo fantástico» dijo Will Smith. «Se rodó completamente de noche sin embargo había una sensación de que estábamos haciendo algo especial, muy grande, pero a la vez el ambiente era similar al que se crea en los sets de las películas independientes».

En la película, el actor personifica a Daryl Ward, un policía con un particular instinto racista. «Definiticamente al público le va a sorprender el ver una cinta con estas características estrenada en una plataforma».

¿Cine o televisión?

Hace unos meses el mismo Smith se vio envuelto en la controversia surgida en el Festival de Cine de Cannes cuando los puristas defendía el compromiso de que las películas debieran ser proyectadas en la pantalla grande y no simplemente estrenadas en plataformas.

«Edgar [Ramírez] y yo lo hablábamos el otro día», comentó Smith. «Tengo hijos adolescentes. Sus hábitos los han adquirido a través de la educación que les hemos dado. Son chicos que todavía van al cine los fines de semana y ven Netflix entre semana. Son dos experiencias totalmente distintas».

El actor recordó: «Fui El príncipe del rap durante años gracias al popular programa de televisión, pero no fue sino hasta Día de la Independencia cuando me empezaron a llamar señor Smith en la calles. Son medios totalmente opuestos y no debería existir una pugna entre estos pues finalmente todos estamos tratando de crear arte y divertimento” finaliza el actor con respecto a la controversia».