Historias parecidas pero en pantalla chica

Te proponemos historias similares pero en pantalla chica

Django Unchained

Si ya viste las películas que este domingo 24 de febrero pelearán por ganarse el afamado Oscar, entonces seguramente ya tendrás tu favorita. Y es justo por eso que nosotros aprovechamos la ocasión para hacerte unas recomendaciones que al igual que estas posibles futuras ganadoras de una estatuilla dorada, podrás disfrutar en grande, pero en la pantalla chica.

Si te gustó Zero Dark Thirty… tienes que ver Homeland

En ‘ZDT’, Kathryn Bigelow (por cierto, este año, no nominada al Oscar. Toda una sorpresa) explora la estrategia de captura de Osama Bin Laden desde los ojos de una intensa agente de la C.I.A. En ‘Homeland’, la agente a veces bipolar, a veces sólo severamente dañada, Carrie Mathison, dedica el 100 por ciento de su tiempo a intentar atrapar con las manos en la masa a Nicholas Brody, un prisionero de guerra ahora temido posible terrorista. Si te gusta el suspenso que te lleva al detrás de bambalinas de una guerra en el Medio Oriente, éste definitivamente es tu thriller.

Si te gustó Argo… tienes que ver The Americans

Regresando a la temática C.I.A., en esta aplaudida obra de Ben Affleck (también ignorado por el Oscar), un setentero agente pretende filmar una película de ciencia ficción para poder rescatar a seis rehenes atrapados en Irán. Suspenso continuo y mucho bigote. En la recién estrenada por FX, The Americans, dos agentes rusos de la KGB se hacen pasar por amigables vecinos gringos durante el gobierno de Ronald Reagan en los 80. Lo que implica, no tanto bigote, pero la misma cantidad de suspenso. Así como Argo está basada en una historia real, The Americans fue creada y escrita por un ex agente de la C.I.A, así que si lo tuyo son las historias de espionaje con tintes de realidad ubicadas en plena Guerra Fría, no lo pienses más y sintoniza.

Si te gustó Django Unchained… tienes que ver Justified

El título habla por sí sólo: justiciado. En Django un esclavo liberado busca recuperar a su esposa, a cualquier precio, en una re-invención del spaghetti western por Tarantino. Mucha sangre, mucho sombrero vaquero, pistolas, y la clásica venganza a la Quentin. Justified no tendrá la chispa de Tarantino, pero el resto de los elementos de un gran Western se encuentran presentes, lidereados por un sheriff que lleva el término “justicia por su propia mano” a todo un nuevo nivel. Así que si lo tuyo son las venganzas, pistolas, sombreros vaqueros y Kentucky (no Fried Chicken, el estado), entonces prepárate para una buena dosis de acción sureña.

Si te gustó Silver Linings Playbook… tienes que ver Parenthood

En Silver Linings un bipolar Bradley Cooper vuelve a casa de sus padres luego de ser liberado de una clínica psiquiátrica (lugar donde termina por conocer a la viuda que vive bajo sus propias reglas, Jennifer Lawrence). Parenthood es un dramedy que hace oda a los obstáculos que las familias tienen que sortear como hijos, padres y hermanos. Parenthood no tendrá la fuerza actoral de Robert De Niro, Bradley Cooper o Jennifer Lawrence, pero mantiene una gran consistencia con la presencia de estrellas de la pantalla chica como Peter Krause y Lauren Graham. Con los momentos de comedia brindados por un -no vamos a mentir- a veces sobreacutado Dax Shepard. De cualquier manera, si lo tuyo son las historias familiares que te recuerdan que “entre los tuyos” siempre estarás mejor, Parenthood es tu serie.

Si te gustó Beasts of the Southern Wild… tienes que ver Touch

Un pueblo en el bayou es azotado por una tormenta apocalíptica y atacado por seres prehistóricos liberados de los glaciares del ártico. En medio de esta destrucción, la pequeña Hushpuppy encuentra el verdadero significado de “amor de padre”. Pese a su ficcional trama, Beasts of the Southern Wild es mucho más un drama familiar que una anécdota del fin del mundo. De ahí que la serie que tienes que ver es Touch, estelarizada por Keifer Sutherland y un niño de 11 años cuyo autismo lo aleja de su padre, pero le permite resolver problemas ajenos que de otro modo jamás lograría. Si lo tuyo son los momentos padre-hijo que te llevan de la desesperación a las lágrimas, no te puedes perder la historia de Jake Bohm.

Dale clic para ver más series emparentadas con las nominadas al Oscar.