–Por Oswaldo Betancourt L. @rockswaldo 

Vaya manera de debutar en el cine, la ópera prima de Ana Lily Amirpour ha dado mucho de qué hablar al grado de quien ve algo de Sergio Leone y David Lynch en la cinta. Por si el nombre no fuera lo suficientemente atractivo, este es el primer western de vampiros iraní, bastaría decir eso para que fueras a verla porque la película es, en todos los sentidos, tan buena como promete. 

La urbe de Bad City – plagada de drogas, prostitutas y proxenetas – es el escenario donde se dará una historia de romance entre un ser humano y un vampiro. Lugare extraordinarios, personajes únicos – con un elenco encabezado por Sheila Vand y Arash Marandi – y una historia que parecen salidos las novelas gráficas – el título, A Girl Walks Home Alone at Night, parece salido de Sin City.

Visualmente es potente gracias a la fotografía en blanco y negro, que abona el perfil ecléctico de la producción al darle un toque nostálgico y – obviamente – obscuro. 

De una manera, este largometraje también es un recordatorio de que los vampiros siguen siendo un buen recurso para relatos cinematográficos cuando saben utilizarse. Aquí funciona además que tienen una aproximación diferente, sin quitarle su esencia al arquetipo del chupasangre.

Pero en el cine la imagen no lo es todo, por eso la música también juega un papel importante, la mezcla de rock iraní, techno y riffs inspirados es Morricone cumplen con la parte sonora.

Veredicto: Una excelente opción.

País: Estados Unidos
Reparto: Sheila Vand,Arash Marandi,Marshall Manesh
Director: Ana Lily Amirpour
Género: Drama
Nombre Original: A Girl Walks Home Alone at Night
Año: 2014
Estreno: 2014-11-21
Duración: 104
  Sitio Web