Un domingo cualquiera

¿De qué va?
La temporada de los Tiburones de Miami, su coach que envejece, su quaterback
que se niega a retirar, una dueña sin experiencia, y un novato que no sabe
jugar en equipo.

¿Por qué llegaría al Super Bowl del cine?
Porque está dirigida por Oliver Stone y es visceral. Los close ups son
monumentales, y además tiene la ventaja de que muchas ex estrellas de tocho
salen en la cinta. Y para hacerla aún más memorable -sin contar la toma del "ojo
salido", ¡toma eso Tarantino!-  sale
Pacino.

Su momento de touchdown
La frase de Al Pacino: «un domingo cualquiera puedes ganar o perder… lo
importante es saber si puedes perder o ganar como hombre»