Triángulo de zoológico: King Kong

Tríos famosos, no menages

King Kong

 

¿Quiénes son los tórtolos?

Ann: una actriz de segunda categoría, pero de carne de primera.

Jack: un guionista melancólico, que tiene la hablidad física de John Rambo para las artes de la guerra.

King Kong: el rey de la selva.

¿Cómo surge el triángulo de amor bizarro?
Primero Ann conquista al escritor Jack, luego en la isla, conquista a Kong, que si lo pensamos bien, es como 1, 300 Jacks en una sola persona, bueno animal. Después de que el simio gigante la salva de ser devorada durante varios días, la ingrata se escapa mientras él duerme. Y luego cuando KK la busca en pleno Nueva York, qué recibe: unas metralletas de un avión. O el Rey de los Primates era un gran stalker, o ella nunca supo cuando decirle que no, que eran mejor como amigos.

¿Con cuál se queda?
Con Jack, el hombre.

¿Nos rompe el corazón o creemos en la Justicia Cardiaca?
Eh, pues… ambas. Justicia, porque… abogamos por la raza humana y odiamos la zoofilia sobretodo en dimensiones desproporcionadas, peeeero, pobre gorila, se queda solo, y muerto.