Tres trilogías que debes ver una vez en tu vida

Imperdibles y básicas

Paramount Pictures

Así como hay películas obligadas para los amantes del cine, también hay trilogías que sí o sí debes echarte al menos una vez en la vida. 

Tres Colores:

En la década de 1990, Krzysztof Kieslowski el cineasta polaco que falleció hace 30 años dejó como uno de sus más grandes legados las películas: Azul, Blanco y Rojo, colores que si te recuerdan a la bandera francesa quizás sea porque su fundamento y el razón que le da nombre a cada entrega parte de los ideales de la bandera francesa, pero no de modo literal: libertad (emocional), igualdad (mediante la venganza) y fraternidad (entre dos desconocidos).

El aclamado crítico  Roger Ebert interpretó las películas como una antitragedia, anticomedia y antiromance, respectivamente, además, incluye las tres cintas en su lista de “Grandes películas”, un mérito que no cualquier trío de cintas logra, . Lo anterior probablemente se debe a la riqueza de los guiones, de sus personajes y las actuaciones. 

[También checa: Top 10 películas de cómics del siglo XXI]

El Padrino

No es fácil hacer la adaptación de un libro a la pantalla grande, los lectores siempre quedan insatisfechos, pero de vez en cuando alguien se sale con la suya, en este caso fue Francis Ford Coppola quien tomó la novela de Mario Puzo y logró hacer una trilogía redonda. Ok, la tercera no es tan buena pero ya encarrerado el ratón…
 
La historia de la familia Corleone empezó en 1972, siguió en 1974 y después hubo un periodo bastante largo de espera, pues la última parte llegó hasta 1990. Además de todas las nominaciones y estatuillas que consiguió, otro de sus grandes méritos es tener la película considerada como la mejor secuela de todos los tiempos y contó con la inolvidable música de Nino Rota en las primeras dos partes.

Star Wars

Hablo de los Episodios IV al VI, la llamada trilogía original que revolucionó la industria cinematográfica y sacudió al mundo, tan es así que está saga constará de tres trilogías cinematográficas pero de la segunda no es tan buena como la primera y la tercera está en desarrollo, así que habrá que esperar para juzgarla en su totalidad. 

Una nueva esperanza, El imperio contraataca y El regreso del Jedi, hechas entre 1977 y 1983, son memorables por su historia (que tiene mucho que ver con el cine de Kurosawa y eso la hace aún mejor), sus efectos especiales que innovadores, sus personajes, todo el diseño de producción, sus sonidos, es más, aún quienes no han visto ninguna de estas películas pueden identificar sus diálogos más emblemáticos (“Yo soy tu padre”).

Además, seguramente te has topado incontables veces con referencias a esta franquicia, así que es mejor tener presente el antecedente. Quizás no te vuelvas un warsie, tal vez sí, lo único seguro es que entenderás por fin la grandeza de este fenómeno.

Dinos en la sección de comentarios qué trilogía incluirías? 

También lee:

¿Qué trilogía de Star Wars rifa más?

¿Existió un Lucas Trotacielos en España?

Si ya viste estas películas, eres todo un hipster