The Doors

De qué va
En
Vietnam, Oliver Stone sobrevivió escuchando música de los Doors, este
es su muy particular homenaje al influyente grupo de rock que, con Jim
Morrison a la cabeza, no sólo cambio a la música, sino que redefinió
hasta donde un frontman podía llegar.

¿Por qué es tan buena?
La
película es fregona, básicamente, por que los Doors son fregones. La
cinta tuvo muy malas críticas, evidenciando que sólo los fans
entendíamos lo que Stone trataba de decirnos.
Y
es que era imposible no emocionarse cuando en las bocinas sonaban
éxitos como "Break on through" o "Light my fire" (aún más aquí en
México, donde aún los conciertos de rock no eran tan comunes como hoy
en día). Val Kilmer interpretando a Jim Morrison fue una revelación, el
tipo incluso hasta se parecía un poco.
Una película hecha por un fan, para fans. La ruquiza que se haga a un lado, por favor.

Datos curiosos
El
empeño de Val Kilmer para conseguir la papel fue absoluto, se aprendió
de memoria prácticamente todas las canciones, se compró ropa idéntica a
la de Morrison y vivió un año entero poniéndose a diario esa ropa,
además de que practicó su canto durante todo un año.

Stone al verlo,
estaba convencido de que Kilmer era la reencarnación de Morrison.