The Bridge, historias de la frontera México-Estados Unidos

Entrevistamos a Bichir y a uno de sus guionistas

VÍA@JavPeMar
La vida en la frontera

Un cuerpo aparece en el límite entre las ciudades de El Paso, Texas, y Juárez, Chihuahua. El torso pertenece a una jueza estadunidense detractora de la reforma de inmigración; las piernas, a una prostituta mexicana. Las otras mitades no aparecen, así que agentes de ambas ciudades, muy a su pesar, tienen que colaborar en la resolución del caso.

Ésa es la premisa de The bridge, basada en la serie escandinava Bron, la cual se situaba en las fronteras de Suecia y Dinamarca. Pero Elwood Reid, uno de los guionistas principales de la versión estadunidense, no encontró los grandes contrastes entre ambos países que supuestamente deberían existir.

Así que para adaptarla primero pensó en la frontera entre Estados Unidos y Canadá pero no quedó convencido de hubiera los contrastes buscados. Entonces Reid volteó al sur y, tras mucho leer sobre los asuntos fronterizos entre México y su país, decidió que era el lugar ideal. “Una vez que estuvimos ahí vimos que había muchas historias que contar, historias de la vida real. Creo que todos los temas que enfrentamos en esta historia son muy importantes para México y Estados Unidos”.

Se trata, continúa Reid, de un programa violento. “Pero en nuestro show la violencia está en ambos lados, hay lugares desagradables tanto en El Paso, Texas, como en Ciudad Juárez”.

En eso coincide Demián Bichir, el actor mexicano que protagoniza la serie como Marcos Ruiz, un investigador de homicidios de Chihuahua que debe trabajar muy de cerca de su contraparte texana, Sonya Cross, interpretada por la alemana Diane Kruger en un papel poco glamoroso: es una agente joven que padece el síndrome de Asperger (falta de habilidad para reconocer emociones en los demás).

“Esta serie no es un documento político y tampoco es una serie documental; sin embargo están implícitos en su trama diferentes temas que atañen a los dos países”, dice Bichir. Y reitera: “me parece muy interesante que una producción netamente estadunidense pueda contar esta historia entre los dos países. Cómo la violencia, la corrupción, el narcotráfico y el problema migratorio pueden ser abordados en la misma historia. Y hablo de los temas en los dos lados de la frontera”.

La relevancia, sostiene, está en que la serie se verá en 122 países alrededor del mundo y eso, espera, ayudará a refrescar la memoria de los mexicanos en temas que todavía no están resueltos. Como es el caso de las muertas de Juárez. En ese sentido, comentó Reid por separado, sería más ofensivo no hablar del tema que abordarlo.

“No pienso en Sierra Juárez como un lugar espeluznante sino como un lugar interesante,  pero no podemos soslayar que los feminicidios ocurren. Creo que si la serie es exitosa, la gente va a preguntarse por los problemas de la frontera. Al final del día tenemos que hacer un programa de tv entretenido y exitoso y a veces no tenemos la oportunidad de hacer esto”.