Tarantino como escritor

Exclusiva con Quentin

 

 

¿Cómo has evolucionado como escritor, es más fácil ahora que tienes liberta creativa para dirigir tus proyectos?
Cada cosa que he escrito la planeé como si lo fuera a dirigir, y si no lo hice fue porque no me dejaban. Bueno, a excepción del guión de Del crepúsculo al amanecer.

Cuando escribo no pienso mucho en la dirección; para mí lo más importante es lo que va a estar en el papel: las palabras, el diálogo. No quiero que el guión sea un simple documento, quiero que sea una pieza de literatura con su propia vida. Hay veces que pongo una escena en el guión, que no sé si se la vaya a filmar, pero que sé que es necesaria par que la historia se desarrolle mejor.

 

Bastardos tiene uno de los diálogos más naturales y mejor logrados de tu carrera, ¿cómo logras darle vida a tus creaciones a partir de simples conversaciones?
Es muy fácil, no se cómo lo hago, sólo pongo a mis personajes a platicar entre ellos y no pretendo que hablen acerca de la trama sino de cualquier otra cosa. Yo me siento como un reportero que escribe lo que va escuchando.

 

 

¿Qué tan personal son las anécdotas que ocurren en tus guiones?
Muchas cosas que se oyen en mis películas son mis pensamientos. Yo soy mis personajes. Por ejemplo, el diálogo que habla acerca de las similitudes entre ratas y ardillas, lo tenía en mi cerebro, y entonces un día estoy escribiendo la escena de Landa (Christoph Waltz) en la granja, y de pronto aparece esa analogía sin planificarlo.

 

¿Cuándo escribes algún personaje, tienes en cuenta al actor que quieres que interprete, eso pasó con Aldo Raine y Brad Pitt?
Sí. Nosotros siempre habíamos querido trabajar juntos, pero por una u otra cosa, nos era imposible. Cuando comencé a iescribir maginaba a Aldo Raine como Brad Pitt, supe que él era perfecto.
Sólo lo tenía a él en la mente, y no había nadie cerca que para mí pudiera capturar toda la esencia de este personaje.

Normalmente siempre tengo segundas y terceras opciones, y casi siempre resultan más interesantes: hay algunos actores que son determinantes para guiar el curso de la historia, pero con Aldo no fue así, tenía que ser Brad Pitt.

 

Corre la leyenda urbana que emborrachaste a Brad Pitt para que actuará en la película, ¿es cierto?
Es una leyenda, pero hay algo que quiero detallar yo lo fui a ver a su casa en Francia para hablarle de la cinta, pero ubica que ¡él vive en un viñedo, tomamos con su vino! , Él me emborrachó, y no lo protesto, ni nada. Al final todo resultó bien, creo que estuvimos hasta como las 4:30 de la mañana bebiendo,  y al siguiente día vimos que había unas siete botellas vacías tiradas en el piso.