Estos shows de la tv decepcionaron

Super Fun Night, fail

Las perdedoras

Dads

¡Qué pesadez! Seth MacFarlane se fue al espectro “too much” de la comedia con esta serie que no deja de caer en lo aburrido, odiable, predecible y racista. Amamos Family Guy, amamos American Dad, pero cuando se trata de personas y no de caricaturas, preferimos darle la vuelta a esta sitcom cuyo personaje más gracioso es una oriental que se comporta…pues, como oriental. (Después de un pésimo inicio de temporada, FOX puso a Dads en pausa. No está cancelada aún, pero pronto…muy pronto). http://www.youtube.com/watch?v=_23DQKjBSOQ

The Crazy Ones

Triste que una serie se tenga que recargar en la fama de su protagonista para sobrevivir su propia mediocridad. Robin Williams repite su papel como Robin Williams en una comedia que parece estar ávida de verlo hacer voces y gestos en lugar de tener un guión sólido y verdaderamente cómico. Para colmo de males, Sarah Michelle Gellar –en el papel de hija de Robin Williams—es tan piedra haciendo reír como lo es escogiendo sus proyectos. (CBS otorgó una temporada completa a The Crazy Ones. Y volvemos a lo mismo, con Robin Williams al frente, las temporadas no pararán de llegar). http://www.youtube.com/watch?v=OT-zlw3SXw8

Once Upon A Time In Wonderland

Por un momento creímos que Adam Horowitz y Edward Kitsis iban a poder repetir el éxito de cuento que consiguieron con Once Upon A Time, pero ah qué equivocados estábamos. Wonderland se siente infantil, mal producida, mal actuada, lenta, aburrida y sin chiste. El CGI te pega en la cara cada que aparece un hongo y si somos honestos lo único que vale la pena de este drama es la voz de John Lithgow como el conejo blanco. (La serie fue creada para una temporada, así que no vamos a hablar de cancelación. Pero si la posibilidad existiera, su .9 puntos de rating le asegurarían un lugar en la guillotina).

Hostages

Hablemos de la segunda decepción más grande de la temporada. Hostages lo tenía todo para ser una de las grandes de otoño: increíbles actores (Toni Collette y Dylan McDermott, ¿qué más puedes pedir?), una trama cautivante (una doctora tiene que matar al presidente o unos secuestradores acaban con su familia), la herencia tatuada de 24, y lo que hizo con todo ese potencial fue desperdiciarlo en un melodrama que se siente telenovelero, sentimental y moraliño. Mejor vemos La Rosa de Guadalupe. (CBS no le ha dado cuello sólo porque no tiene nada con qué reemplazarla, pero no esperen verla regresar para una segunda temporada). http://www.youtube.com/watch?v=8thzMN2jj6c

Ironside

Los dramas policiacos suelen ser el género más exitoso de la televisión, pero la premisa de este show nos tenía bostezando antes de ponerle play. ¿Un detective en silla de ruedas resuelve crímenes en los 70 con suvisión distinta del mundo (visión que le da el no poderse parar)? Suena a que quería ser Sherlock Holmes y acabó siendo un libro de autoayuda. Y ese semblante frígido de Blair Underwood como protagonista no hacía otra cosa más que repeler. (NBC canceló Ironside en el quinto episodio. Bye, bye, birdie). http://www.youtube.com/watch?v=BliTQcK3tA0

Super Fun Night

Le dimos una y otra, y otra oportunidad pero no logra atraparnos. Resulta trágico porque Rebel Wilson es una de las comediantes con mayor potencial (como ya lo demostró en Pitch Perfect) pero todo su talento parece desperdiciado en una comedia que parece tenerla eternamente enjaulada entre broma sobre gordos y broma sobre gordos. Los personajes secundarios simplemente no son divertidos, e incluso la villana, que quiso ser una especie de Becki Newton en Ugly Betty, se queda a la mitad y no alcanza la meta. (ABC no le otorgó temporada completa, únicamente pidió que cuatro capítulos más fueran producidos antes de lo que parece su inminente cancelación). http://www.youtube.com/watch?v=SzgsGSxEBEE

¿Y a ustedes, qué series les gustaron y cuáles les decepcionaron?