Lo mejor y lo peor de este arácnido súper héroe

La historia de este héroe es simple, pero funciona muy bien. Es el típico nerd, nada popular, que está enamorado de una chica que al principio no lo pela. Suena muy parecido a la vida de varios de nosotros, ¿no? Con la diferencia de los poderes. 

Los primeros intentos de estrellato de Spider-Man nada tienen que ver con los de ahora. La tecnología y las gráficas han ayudado a que esta historia sea contada como se merece, sin contar con la dirección de Sam Raimi y la actuación de Tobey Maguire.

Tras 3 entregas, sin embargo, la continuación de la saga se vio totalmente truncada, después de una discusión sobre el guión de la que sería la cuarta entrega de Spider-Man. Esto ocasionó que la historia se volviera a enfocar en los orígenes de Peter Parker y la relación con su primer amor Gwen Stacy: la cinta que podemos ver este verano con nuevos actores, nuevos escenarios, nuevos diseños.., pero con la misma historia de siempre. Ah, sí, también tiene un nuevo villano.

En lugar de Tobey Maguire y Kirsten Duns vemos al británico Andrew Garfield (The Social Network) y a la espectacular Emma Stone (Zombieland), ambos dirigidos por Marc Webb (500 días con ella). 

Lo bueno:

– En el 2012 se cumplen 50 años de la existencia del Hombre Araña, y es una buena oportunidad para generar una nueva generación de fans. 

– Andrew Garfield es un gran fan de Spider-Man, de hecho, dice recordar la primera vez que se disfrazó del héroe arácnido. Eso es bueno porque si un fan from hell como él tiene el protagónico seguramente se notará en pantalla y ganará el respeto de todos los que quisiéramos estar en su lugar.

– Emma Stone dejará de lado a Mary Jane, e interpretará a Gwen Stacy, el primer amor de Peter Parker. Así que no tendremos que preocuparnos por quién hace mejor el personaje: las historias son muy diferentes.

Lo malo:

– Muchos nos vamos a quedar con las ganas de una cuarta entrega de la saga. Ya habíamos especulado sobre la trama, e incluso circulaban en Youtube algunos trailers no oficiales de la cinta.

– Una vez más perdemos la continuidad de historias y tenemos que regresar al origen del personaje. 

Lo curioso:

– Se crearon 56 trajes de Spider-Man para la filmación de la película, 17 de ellos para Andrew Garfield y el resto para los dobles de acción.

– Andrew tardaba 20 minutos en ponerse el traje antes de empezar a grabar.

– Ryhs Ifans se tomó muy en serio su participación como Dr. Curtis Connors (quien es manco), tanto que aprendió a ejecutar varias tareas con una mano atada a su espalda. Finalmente se volvió experto en anudar su corbata, e incluso en preparar café.

Es una pena que las diferencias que existen entre las casas productoras y los actores hagan que se pierda la continuidad de las historias, y tengan que estar reestructurando la trama todo el tiempo. Ya veremos cuánto tiempo dura este casting que, al menos ahora, promete mucho. Además, dicen los rumores, que Spider-Man podría ser parte de los Vengadores… Ya veremos.

http://www.youtube.com/watch?v=atCfTRMyjGU&feature=related