Qué poca… delicadeza: Sebastian

De adorno y pizarrón hasta rampa de skate

Una escultura es creada para celebrar el legado de un personaje o para recordar un momento de la historia. Tal es el caso del monumento creado por el escultor Sebastián, en memoria de los hechos ocurridos el 10 de junio de 1971, misma que fue inaugurada en 2011, por el entonces Jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, y por el propio escultor.

Ubicada en las inmediaciones de la Benemérita Escuela Normal Superior de Maestros, y junto al acceso de la estación Normal del STC metro, la roja escultura monumental de 15 metros de altura es un homenaje a los estudiantes caídos por la represión del jueves de Corpus Christi del 71, evento conocido como “el Halconazo”. 

62909Sebastián
Sebastián (Fabián Giles)

La escultura representa la sangre derramada de los mexicanos. Se trata de una cruz caída de la que emerge una columna con los elementos de la cosmovisión prehispánica, la cual, a dos años de su inauguración, ha sufrido el deterioro de su estancia en un lugar público.

El monumento se ha vuelto desde pizarrón para avisos de ocasión, pintas de protesta y graffiti hasta rampa de patinetas y resbaladilla, por mencionar algunos. Y si a esto le anexamos que el gremio de los ambulantes la ha invadido, pues al final funciona como un bonito adorno para ellos.

62907Sebastián
Sebastián (Fabián Giles)

¿Que piensa el escultor sobre esto?

“Precisamente es una obra que se presta para eso porque el motivo de la obra fue eso también: protestar. Lo que pasa es que a veces son pintas sin sentido, no como las originales (de protesta) pero bueno, ante los jovenes uno no puede más que tener tolerancia, comprender y tratar de que entiendan y que se eduquen… Porque los jóvenes a veces se expresan así, cuando es inconscientemente y sin ningún mensaje pues qué tristeza. Sin embargo es absolutamente válido. Pero decir que está mal y castigarlos como que no tiene sentido, hay que entenderlo.”

¿Y qué opina de los demás uso que se le han dado?

“Cuando un lugar es gratuito se usa de mala fe, y pues si, qué poca… delicadeza. Pero a veces cuando es de rabia tiene sentido, y además esta es una obra que simboliza la protesta como esencia, en profundo, es un reconocimiento y homenaje, es un honor para los estudiantes que cayeron en esa zona, y bueno deberian de tener respeto los mismos estudiantes y la gente del lugar.”

Esto también es un llamado a los chilangos a cuidar el patrimonio cultural de la ciudad que nos pertenece buscando lugares para expresión sin afectar a los demás y al arte.

¿Y tú que piensas al respecto?

Otras obras del escultor Sebastián en el DF son:

El Caballito

El León Rojo

La Leonardita

Puedes ver su ubicación aquí: https://es.foursquare.com/user/38672270/list/sebastian-escultor/