Post tenebras lux

La cinta más experimental de Reygadas

Especial

Con tan sólo tres filmes, Carlos Reygadas ha conseguido definir un estilo totalmente reconocible. Su cine es personal, vigoroso, original y profundo. Las imágenes de sus películas nos acercan a la realidad moral, espiritual y sociológica de México, en los que consigue combinar el rigor con la imaginación, lo austero con lo barroco. Predominan los silencios y un cierto aire de melancolía y tristeza mezclados con una sutil ironía. Todos sus largometrajes contienen sexo, amor, violencia, calma, belleza y ternura. Por ejemplo, con su debut, Japón (2001), logró la mención especial de la Cámara de Oro de Cannes. Después llegaron Batalla en el cielo (2005) y Luz silenciosa (2007), ganadora del último Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, que se realiza cada año en Andalucía, España.

Post tenebras lux (México, 2012) su más reciente producción que lo hizo acreedor al Premio a Mejor Dirección del Festival de Cannes 2012 -pero por la que también recibió duras críticas por parte de la prensa internacional que lo calificaron de pretencioso, con un filme carente de una definición de los personajes o que simplemente, “no dice nada”-, se presentó por primera vez al público en el Festival Internacional de Cine de Morelia 2012 (FICM). Al final de su proyección la cinta dividió opiniones, sin embargo no todos los asistentes se manifestaron en contra.

Y es que aunque la cinta posee todo los elementos antes mencionados, esta vez el realizador se ha ido al extremo de la experimentación al narrar la desventura de una pareja de clase alta mexicana, con dos hijos pequeños, que vive en el bosque de Tepoztlán. Se vale de la historia para engarzar momentos vibrantes como surrealistas: inquietantes secuencias de sueños y paisajes que lucen extrañamente vivos. Aunque el collage de imágenes es interesante la narrativa tan dispar con un argumento ininteligible hace que la historia se vuelva difusa para el espectador.

Se deduce que el diablo ha visitado a una familia aristocrática mexicana que se ha retirado a vivir en el campo. Juan, el padre de familia, adicto a la pornografía busca ayuda en una especie de Alcohólicos Anónimos del lugar (Tepoztlán). Un ex empleado suyo –apodado el Siete- lo acerca al centro de rehabilitación y entablan una amistad más cercana. El Siete aprovecha la ausencia de la familia para asaltar la casa. Juan descubre el robo y su amigo lo hiere de muerte. Pero la historia se torna confusa ya que existen historias paralelas y surrealistas que hacen pensar al espectador que está hablando de otras cosas. Claras para el director, pero no así para el público. Y es que tampoco existe algo en los diálogos queentretenga mínimamente.

Ayer durante su conferencia de prensa Carlos Reygadas, acompañado por sus actores Willebaldo Torres, Natalia Acevedo y Arnulfo Jiménez, además del productor Jaime Romandía indicó: “Mi historia no es “un acertijo”, no hay nada oculto ni deliberado para hacerme el raro. Traté de hacer una película de lo que vivo y siento, es realista, porque la mayoría del cine sólo habla del presente y si habla del pasado, lo retrata muy bien”. “Mi cine es comercial, pero no es de estilo comercial”, concluyó el director ganador del premio a Mejor Director en el Festival de Cannes 2012. Es la tercera vez que Reygadas compite en Cannes, y con Luz silenciosa obtuvo el premio del Jurado.

Post tenebras Lux está programada para estrenarse en el país a finales de noviembre de este año, con clasificación B. Habrá que esperar para ver si Reygadas tiene razón o la prensa que mostró su desagrado.