¿Por qué ‘El extraño mundo de Jack’ es revolucionaria?

Las aventuras de Jack Skellington siguen apasionando a todos.

El extraño mundo de Jack.

El extraño mundo de Jack (Nightmare Before Christmas) es una de las mejores películas para ver en estas fechas, coincidiendo con nuestro Día de Muertos. Todo un clásico de la animación dotado de la peculiar estética de su productor, Tim Burton, así como de la magia de su director, Henry Selick. 

Y es que 22 años después de su aparición, las aventuras de Jack Skellington, el rey del mundo de Halloween, siguen siendo algo que apasiona tanto a niños como o adultos.

En 1993, se estrenó esta joya de la stop-motion, que mezcla la felicidad navideña con todo lo tétrico que caracteriza Halloween y nos presenta personajes inolvidables como SallyZero, el perro fantasma o el malvado Oogie Boogie. Checa esta lista de algunas curiosidades que te ayudarán a entender la magnitud de su magia.

1. Tim Burton no la dirigió

Pese a estar comúnmente asociada con el famoso director, Burton jamás la dirigió. Éste se encontraba muy ocupado con Batman Returns y no pudo estar presente en el rodaje. Es por eso que le otorgó la responsabilidad a su amigo y animador de confianza, Henry Selick, con el que escribió la historia y diseñó los personajes. 

2. Expresionismo alemán

Este destacado movimiento artístico germano –que se desarrolló entre las dos guerras mundiales– es constantemente homenajeado en la filmografía de Burton. Y, obviamente, ésta no es ninguna excepción. La arquitectura asimétrica, las sombras alargadas propias del Nosferatu de Murnau, los sets pintados a mano… todo evoca a esta corriente. Quizás por eso la estética nos recuerde tanto a la de pintores como Otto Dix o a la de cineastas como Fritz Lang

3. Los ojos de Jack

Aunque parezca mentira, existió una fuerte disputa entre Disney y ambos directores respecto a que los ojos del protagonista fueran dos cuencas vacías. Puede parecer una obviedad que una calavera no tenga ojos, pero el estudio de Mickey Mouse se empeñó en que era necesario poner dos amables espejos del alma para que el personaje pudiera conectar con el público. Afortunadamente, la negativa de Selick y Burton logró mantener el diseño original.

Lee la nota completa en Life and Style dando clic aquí.

¿Cuál es tu parte favorita de la película?