Revista Chilango

Las 52 mejores cantinas botaneras

Noviembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Forma parte del Club
Vive Chilango

Síguenos en:

¿Cómo son en el 2013?

Zombievolución

Zombie Getty Images Zombie
16 de abril de 2013
Por  Luis Roiz   

Los zombis están de moda. Los ves en la televisión, en el cine, en novelas, en cómics, en videojuegos, hasta marchas zombi hay.

¿Por qué los vemos en todos lados?

Porque son el monstruo de moda. El ícono de los miedos de nuestros tiempos. Ya no le tememos a la tecnología (Frankenstein), ni al sexo (vampiros), o a la religión (demonios). Pero sí le tememos a enfermedades nuevas (el nuevo virus H7N9), epidemias, fármacos nuevos y, sobre todo, de lo que más tenemos miedo es de nuestra propia muerte.

Los zombis son ese inminente recuerdo de nuestra propia mortalidad. La serie de televisón The Walking Dead muestra un futuro en el cual una plaga de zombis, sin explicación, pulula en la tierra. Todo lo que conocemos ha dejado de exisitir: no hay televisión, no hay Internet, no hay teléfono, no hay Twitter. El verdadero infierno. Lo interesante de esta serie, y de todas las películas del género, es que nos muestra otro miedo al que enfrentarnos a diario.

¿Qué pasaría en una situación, así de extremosa, en la que perdamos todas nuestras comodidades? ¿Toda nuestra seguridad? ¿Todo lo que tenemos? ¿Un futuro en el que nuestros hermanos, amigos, conocidos, y hasta nosotros mismos, seamos la fuente de nuestro miedos?

La película Dawn of the Dead, planteaba un escenario en donde los sobrevivientes del ataque zombi, se refugiaban en un centro comercial. Ese lugar era su santuario, el lugar seguro en dónde estar. Como algo que pasa ahora: vamos al mall a estar seguros, es el lugar en donde está todo, vamos como si fuéramos zombis.

Su anatomía

Las características del zombi han ido cambiando según los tiempos. Ha sido un monstruo muy flexible: si hay miedo a la radiación del espacio exterior, eso lo genera; si hay experimentos genéticos con bacterias y virus, eso los hace nacer. El zombi se va adaptando a la situación y al miedo de moda.

En los 30, en la película White Zombie, los zombis eran esclavos, que hacían lo que nosotros les ordenáramos, hasta llegar a cometer homicidios. Era el zombi más tradicional, el que venía del vudú, de la hechicería y de la magia negra.

En los 60, con la película Night of the Living Dead, los zombis eran lentos, torpes, pero eran perseverantes. Se alimentaban de carne humana y no tenían ninguna inteligencia. Eran máquinas que atacaban humanos y estaban por todos lados. Una radiación proveniente del espacio exterior provocó su aparición. En ese entonces, el miedo a lo que llegaba del espacio, a los viajes a la luna y los satélites artificiales.

En épocas más recientes, en 2002, vimos una transformación en el comportamiento del zombi: eran rápidos, funcionaban como hordas y eran sumamente agresivos. Con la película 28 Days Later, el cineasta Danny Boyle convirtió a este monstruo en los temores de nuestros tiempos. Boyle lo hizo más dinámico, tanto que incluso algunos fanáticos del género le cambiaron el nombre a “infectados”.

En México también hemos tenido películas de zombis. La co producción México-italiana La invasión de los zombis atómicos presentaba a un zombi más rápido y violento, como precursor del zombi de 28 Days Later. Y, por supuesto, Santo vs los zombis, en la cual el luchador se enfrenta a un malvado científico que creaba una raza de zombis.

Ahora tenemos infectados (28 Days Later), poseídos (la serie [REC]), enjambres de zombis (la próxima película de Brad Pitt, World War Z), los vemos en cereales y cupcakes, y hasta tenemos el récord mundial de zombis con el Zombie Walk en México.

El zombi seguirá evolucionando y seguirá siendo ese monstruo que represente nuestros miedos futuros.

Texto  
¿Te gusta?