Revista Chilango

Las 52 mejores cantinas botaneras

Noviembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Síguenos en:

Un respiro en la televisión mexicana

Las series de Once TV

Serie Pacientes Once TV Serie Pacientes
21 de noviembre de 2012
Por    Iván Pasillas


Durante muchos años, los chilangos volteábamos la vista al país vecino y si algo les envidiábamos eran sus producciones seriales para la televisión.

Nosotros en tele abierta podíamos disfrutar de un abanico de telenovelas, noticiarios y programas de concursos, pero ninguna serie de ficción que no incluyera nombres protagónicos como “María Desamparada”. Y los que tenían algún tipo de canal de cable sí podían navegar por una variedad de shows gringos, pero siempre con esa espinita enterrada del “¿por qué en México no hacemos nada parecido?”

Y de pronto llegó Sariñana al Canal Once.

Con su visión cinematográfica al mando, la cadena comenzó la producción de series que en poco tiempo se volvieron tan populares como cualquiera de Warner, de Sony ¡y mucho más que las de MTV! Básicamente, los chilangos estábamos hambrientos de talento nacional, y una historia contada (bien contada, para especificar) en 13 capítulos.

No nos dirán que XY, Soy tu Fan o Niño Santo no fueron un éxito de la pantalla chica. XY, por ejemplo no sólo terminó su tercera temporada, además tiene planeado dar el salto al cine con un largometraje que funcione de epílogo. Soy tu Fan, por su parte. fue vendida a otros países y otros canales y hasta los clipperos de MTV terminaron por conocer la historia de Charlie. Y Niño Santo, el día de su estreno se convirtió en Trending Topic nacional en Twitter, y seguimos esperando a que la historia continúe con una segunda temporada. *Chonguitos*

Lo que nos lleva a Pacientes y Paramédicos, las dos producciones que esta temporada de estrenos se están llevando los aplausos en el Canal. Pacientes con su segunda (y última) temporada y Paramédicos con su debut. Ambas, dignas representantes de este nuevo modus de series con sello nacional, y ambas con detallitos que nos dejan ver una clara génesis de  influencia en el extranjero –cosa que no tachamos en absoluto de defecto. Después de todo, el hilo negro ya fue encontrado y ahora es nuestra labor tejer con él.

Por ejemplo, si pensamos en In Treatment de HBO, encontraremos una serie de enfermos clínicos que visitan semanalmente a su psiquiatra para recibir ayuda. Pacientes no es una copia ni mucho menos, pero sí maneja la misma mecánica que involucra: 1 doctor + 5 (o más) pacientes + las historias que los han llevado a este punto = una trama enloquecida. Y no hablamos de “enloquecida” Anger Management con Charlie Sheen, pero un verdadero clavado a las inseguridades y temores de un grupo de personas que se confiesan incapaces de acallar las voces en sus cabezas.

Por otro lado, Paramédicos, inevitablemente nos grita Grey’s Anatomy. Pero no es problema del Canal Once, es finalmente la maldición del género. Luego de que Shonda Rhimes estrenara su melodrama médico, todas las subsecuentes historias que toman lugar en un hospital terminan por recordarnos a McDreamy. Ésta sin embargo tiene un giro distinto. Con un elenco de primera (y de escuela de teatro) como Irene Azuela,  Luis Arrieta y Rubén Zamora, Paramédicos centra su trama en un grupo de novatos que se enfrentan contra el crudo mundo de los heridos y enfermos en la ciudad de México, mientras aprenden a convivir los unos con los otros.

Volvemos a lo mismo, la vibra Grey del programa se puede medir en escala Richter. Por un lado tenemos a una intensa Elisa que nos recuerda a la irrefutable Dra. Yang y por otro a Natalia, hija del director administrativo, llámese leyenda de poder, dígase… ¿alguien más pensó en Dr. Avery? Sin embargo el show funciona. Producida por Lemon Films (responsables de haber procreado Matando Cabos) la serie se puede definir como impecable, tanto en actuaciones, como desarrollo de guión como valores de producción. Y si se avientan el episodio piloto, donde una mujer embarazada y un hombre asmático se quedan atrapados en un elevador, se darán cuenta que no habrán pasado más de cinco minutos antes de que la trama los tenga comiendo de la palma de su mano.

Paramédicos

¿A qué vamos con esto? Vivimos en un tiempo en el que ya no tenemos que voltear a ver a CBS, NBC y Fox con toda la envidia de la que nuestros corazones son capaces. Los Chilangos tenemos el Canal Once, y pese al cambio de sexenio, cruzamos los dedos y ponemos chonguitos para que esta cadena siga siendo la excepción a una regla que por décadas ha tenido a la televisión mexicana, como diría Rafiki, en un ciclo sin fin… de monotonía.

Texto  
¿Te gusta?