*

10 Películas sobre adicciones (Junkies en el cine) | Chilango.com

Revista Chilango
Registrate o inicia sesión a través de:

Junkies en el cine

10 Películas sobre adicciones

19 de junio de 2012

Cuando hablamos de drogas, todo mundo tiene su opinión. Están los que que abogan por la legalización, otros que se persignan cuando mencionan el tema, y otros tanto que las consumen. Más ahora, con las elecciones en puerta, todos se sienten expertos en el tema, por eso les traemos una lista de películas de adicciones para que se den cuenta de cómo está el asunto.

Estos tipos pasaron del "pruébala, se siente chido" a terminar en la ruina total por un poco más. 

Trainspotting

Cuando hablamos de cine de junkies, ésta es una de las que no pueden faltar por nada. Inspirada en el libro de Irvine Welsh, Trainspotting narra la historia de Renton, un adicto a la heroína que busca escapar de sus adicciones. Sus amistades no le ayudan para nada. Están más locos que él y hacen que se hunda más. 

Dos de las mejores partes de la peli son 1) la frase con la que abre y 2) la escena donde Renton se está desintoxicando en su recámara y alucina con un bebé en el techo que gira la cabeza como el exorcista. Buenísima.

La frase: "Elige la vida, elige un empleo, elige una carrera, elige una familia, elige un televisor grande que te cagas, elige lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos. Elige la sal, colesterol bajo y seguros dentales, elige pagar hipotecas a interés fijo, elige un piso piloto, elige a tus amigos..."

Requiem for a dream

Ootro de los clásicos imperdibles del cine de junkies. Es protagonizada por Jared Leto y Jennifer Connelly, pero la actuación de Sara Goldfrab (la mamá de Harry) es, por mucho, lo mejor de la cinta.

La historia hace el recorrido desde una adicción leve, sin grandes daños, hasta la desesperación por obtener más sutancia. Tanto así que Harry (Jared) termina en la cárcel, su mamá se vuelve loca y Marion (Jennifer) se prostituye. 

La propuesta visual de Aronofsky cambió el rumbo del cine de adicciones. Es una experiencia visual increíble. Los inserts que aparecen en las escenas en que los junkies se inyectan son buenísimas.

Party Monster

¿Se acuerdan del chavito de "Mi pobre Angelito"? Pues el personaje que hace en esta película no tiene nada que ver con el niñito tierno e ingenioso que alguna vez fue.

La película trata de dos amigos que imponen una nueva moda en los antros de New York: Se hacen llamar los "club kids" y su vida se trata de glamour, dinero, éxito, sexo y droga, mucha, mucha droga. Muestra una realidad que pareciera un poco lejana. La revolución liberal por los derechos de los gay, tiene mucho que ver con estos tipos, tanto así que en el programa de Jerry Springer salieron con sus exuberantes disfraces.

La frase: "Money, succes, fame, glamour".

Spun

Ésta nos trae nostalgia porque fue de las mejores películas que hizo Brittany Murphy (q.e.p.d.). La droga principal de esta historia es el speed, por lo que la propuesta visual de la cinta es la velocidad de las escenas: todo pasa muy rápido. De pronto están tirados en un lugar drogándose y, de la anda, aparece Mickey Rourke vestido de vaquero, fabricando la droga en un motel de paso.

La historia te envuelve de una manera muy interesante desde el principio. Cuenta con una gran actuación de Jason Schwartzman, quien escapa de un hotel donde dejó a una chica rubia desnuda y amarrada a la cama.

La frase: "¿Sabes qué es lo mejor de todo esto? Que puedo dejar la droga cuando quiera, no soy adicto."

The Basketball Diaries

Una de los primeros trabajos de Leonardo Di Caprio, donde hace el papel de Jim, un chavo de familia, deportista y bueno en la escuela que poco a poco va cayendo en el bajo mundo de la droga. Junto con Mark Whalberg, nos adentran en la parte fea de las calles de Nueva York, donde vagan adolescentes dispuestos a todo por conseguir más droga.

En esta película, nos damos cuenta de por qué Leonardo Di Caprio llegó a donde está. 

La frase: "El tiempo vuela cuando eres joven y te inyectas."

Half Nelson

Es la historia de Dan (Ryan Gosling), un joven profesor de una zona pobre de Brooklyn. Es serio, inteligente y un profesor destacado, pero en su tiempo libre resulta un hombre frustrado y autodestructivo. 

Gracias a la decepción de la vida y otros problemas cae en la tentación y se vuelve adicto a las drogas. Lleva una doble vida y nade lo nota, hasta que una de sus alumnas lo cacha en pleno acto.

La frase: "El sol sale y luego se esconde, pero cada vez que esto pasa, ¿qué obtienes? Un nuevo día".

Fear and Loathing in Las Vegas

Johnny Depp se la rifó como los grandes con esta película. Es uno de los papeles más bizarros que ha hecho, y eso que sus personajes siempre son raros. 

La verdad no sabemos bien de qué se trata la película. Es un viaje total, en toda la extensión de la palabra. Junto a Benicio del Toro, Depp viaja por Las Vegas, escapando de policias, cubriendo notas y estándo bien pacheco todo el tiempo.

La frase: "Aquél que hace una bestia de sí mismo se libera del dolor de ser un hombre"

Candy

Esta película tiene algo que ninguna otra, a Heath Ledger. Ya con eos se convierte en una cinta de culto que puedes presumir con tus amiguitos hipsters. 

La historia es buenísima: se trata de una pareja de adolescentes enamorados que nos les preocupa nada en la vida. Acá el que induce a las drogas es Dan (Ledger), quien poco a poco hunde a su novia en el mundo de los viajes, alucines y temblores.

La frase: "Cuando puedes parar, no quieres y cuando quieres parar, no puedes."

Christiane F.

Es la autobiografía de Christiane, una adolescente de 13 años –fan from hell de David Bowie–, que por salirse al antro a cotorrear cae en el bajo mundo.

Para hacer la historia corta: se enamora de un junkie, adicto a la heroína, que se prostituye en los baños para sacar dinero. Ella cae en lo mismo: vende su cuerpo por drogas y deja de ser la niña inocente que alguna vez fue.

Lo mejor de la peli: cuando David Bowie hace una gran aparición. 

Factory Girl

 

Está situado en la época de apogeo de Andy Warhol y su arte pop. El argumento se centra en la historia de Edie Sedgwick, musa del artista e ícono de moda de la época. Por ahí hay apariciones interesantes de artistas, por ejemplo, Bob Dylan, quien actúa como la pareja salvadora de Edie, quien (a fin de cuentas) lo batea. (Pff, ¿quién batea a Dylan?)

La frase: "Una vez fui a una fiesta y había una gitana. Cuando intentó leerme la palma de la mano se quedó helada. Le dije: Lo sé, la línea de mi vida está rota. Sé que no llegaré a los treinta".

Texto  
¿Te gusta?
Síguenos en: