Revista Chilango

Chilanga del año: Elena Poniatowska

Diciembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Forma parte del Club
Vive Chilango

Síguenos en:

El árbol de la vida

Película de la semana

05 de marzo de 2012
Por    Gerardo Rivera, de @El_Pendulo Condesa

The Tree Of Life es la película más reciente de Terrence Malick, un director que, además de hacer cine, se ha dedicado a la docencia y la difusión del séptimo arte. Luego de su tercera película, Days Of Heaven, lanzada en 1978, desapareció de los estudios y no fue hasta 1998 que regresó con el drama de guerra The Thin Red LineSu forma de experimentar con los ángulos y sus tomas inusuales y panorámicas, combinadas con historias épicas y personajes intensos con tremendos dilemas filosóficos, lo han convertido en uno de los cineastas más aclamados, pero también en uno de los más detestados, pues, como en el caso de Tree Of Life, suele dividir la reacción del público y la crítica: sus películas se adoran o se aborrecen. Además, no suele dar entrevistas ni aparecer en los medios para fines promocionales o artísticos, lo que convierte a su imagen en algo aún más difícil de entender para el grueso de la gente. Sin embargo sus méritos artísticos no tienen nada que ver con esto: el festival de Cannes le otorgó la Palma de Oro en el 2011 por Tree Of Life, una película sin narrativa lineal, con una historia fragmentada sobre la existencia, la muerte y el tiempo.


Protagonizada por Brad Pitt, Sean Penn y Jessica Chastain, la película se desarrolla partiendo de la vida de un hombre hacia su infancia y de ésta hacia la muerte. Con una fotografía impresionante, es un intento por manifestar visualmente la evolución del hombre, la vida en el planeta Tierra, la naturaleza y su quietud confrontada con su violencia, el dolor, la alegría, los conflictos con la figura paterna, el determinismo social y la muerte. Malick útilzó rodaje original de la NASA en algunas tomas y para el resto pidió a su equipo hacer las cosas de la manera más artesanal posible, prescindiendo de efectos especiales computarizados y artificiales. Las tomas de cascadas, arquitectura, rostros, y, sobre todo, el interior del cuerpo humano fueron hechas al estilo de la vieja escuela: utilizando químicos, humo, pintura, miel y combinando la velocidad de las tomas para recrear texturas naturales alejadas del acabado falso del CGI (imágenes generadas por computadora, por sus siglas en inglés).
 
The Tree Of Life es el tipo de película que no llena salas de cine ni impresiona a la mayoría del público, más acostumbrado a las producciones comerciales de los grandes estudios. No hay un conflicto amoroso, la muerte es vista con frialdad y aunque la moral está presente, no intenta dejar mensaje alguno en el espectador más allá de la idea de que la vida es pasajera y de que todos vamos al mismo lugar y final. La música de Mahler, Preisner, Holst, Bach y Gorecki no había sido usada de una manera así de especial, pues, a pesar de haber escogido melodías conocidas, la forma en que están integradas al filme conforma un experiencia nueva. Curiosamente Alexandre Desplat fue comisionado por Malick para escribir un score pero su música se usó sólo en dos minutos del total.

Ésta es una película complicada que fluye y se siente viva en sí misma, es una experiencia visual única y con todo eso, puede afirmarse que se trata de una de las más importantes de lo que va del siglo XXI. 


Ésta y otras novedades pueden encontrarse en www.pendulo.com

Texto  
¿Te gusta?