Es difícil creer que esta sea la primera versión cinematográfica de Wonder Woman, una de las heroínas más importantes de DC, antes únicamente encarnada en televisión por Lynda Carter. Afortunadamente la adaptación es favorable y tenemos Mujer Maravilla para rato.

Por años se había frustrado el paso a la pantalla grande y la película marca un momento importante en la industria, porque es cierto que en tiempos recientes ya hemos visto personajes femeninos sobresalientes en este ámbito, aunque siempre vienen acompañando a un homólogo masculino, como Gamora y Nebula en Guardianes de la Galaxia, todas las mutantes de los X-Men (Tormenta, Jean Grey, X-23, etcétera), dos de las tres Gatúbelas (Michelle Pfeiffer y Anne Hathaway), Natasha Romanoff “Viuda Negra” y la Bruja Escarlata en las filas de las Avengers, o Hit Girl salvando el pellejo de Kick-Ass. Hasta ahora, ninguna tenía su propio largometraje y las que sí, no habían tenido tan buen resultado.  

Gal Gadot es ideal para el papel, sí, es bella y también dota de una gran calidez y personalidad a la princesa Diana, su perfil es el de un personaje inteligente y muy valiente.

Narrativamente, la historia se trata simplemente de un enorme flashback que nos cuenta el origen de la foto de la Mujer Maravilla que vimos en Batman vs Superman, así que en ese sentido el guión es redondo y no deja cabos sueltos, lo cual deja la puerta abierta para tomar cualquier dirección; el corte que llega a las salas cuenta con una base sólida y una coherencia interna superior a la de las otras cintas del DCU, en su coherencia interna, tan es así que tal y como la entregaron no es necesario un director’s cut.

Primero vemos como inicia su entrenamiento (en contra de la voluntad de su madre) desde niña hasta convertirse en una mujer, momento en el que Steve Trevor (Chris Pine como un excelente compañero) irrumpe su isla secreta y le advierte a las amazonas de Temiscira sobre la Primera Guerra Mundial, conflicto bélico en el que se involucra con convicción de sobra.

Patty Jenkins, la directora, hizo un gran trabajo al ponerla al frente sin por eso hacer menos a los personajes masculinos. hay un balance, el giro del antagonistas no sobresalen pero la batalla final hace que la historia sí se sienta más apegada al mundo de las viñetas por los elementos de fantasía y mitológicos

Temáticamente, tiene una postura importante en cuanto al liderazgo (sin importar el género), hacer lo que esté dentro de tus posibilidades para hacer un mundo mejor, o al menos tomar partida por algo con lo que no estás de acuerdo; tal vez ella no entiende las normas del comportamiento en (nuestra) sociedad, pero quizás en ocasiones deberíamos ser menos diplomáticos.

Tiene un tono atinado y las secuencias de acción están muy bien ejecutadas, con todo y que llega a haber momentos en donde se delata la pantalla verde, y el empleo de chiste se hace de manera sutil sin abusar del recurso.

Ahora, seamos honestos y tampoco perdamos el suelo. La película tiene mucho a su favor, en términos de producción tiene un gran nivel y es entretenida, sí, ve a verla en el cine, pero tampoco es una cinta que te roba el aliento, DC sigue sin llegar al nivel en el que Christopher Nolan puso la vara en Batman: el caballero de la noche, pero ahora sí va por buen camino.

País: Estados Unidos
Reparto: Gal Gadot, Chris Pine, Robin Wright, Connie Nielsen
Director: Patty Jenkins
Género: Acción, aventura, fantasía
Nombre Original: Wonder Woman
Año: 2017
Estreno: 2 de junio
Duración: 141 min
  Sitio Web