Mi pasión es contar historias en búsqueda de la verdad: Oliver Stone

El director está en chilangolandia

Getty Images
Ser un buen contador de historias, un dramaturgo más que un historiador, siempre con el objetivo de ir en búsqueda de la verdad, es como se describió Oliver Stone, quien se encuentra de visita en la capital chilanga para ofrecer dos conferencias ante empresarios de marketing de Latinoamérica.

En conferencia de prensa, y ante cientos de especialistas en marketing, el cineasta tres veces ganador del Oscar recordó sus dos estancias en Vietnam, las cuales, aseguró marcaron su destino, pues a su regreso decidió estudiar cinematografía y transmitir su experiencia en ese país.

Yo quería ser escritor, solía escribir pero cuando fui a Vietnam dejé de hacerlo, era imposible, no podía pensar, lo único que podía era mirar, fue una experiencia muy visceral, estando allá tenías que luchar por mantenerte vivo, así que esa experiencia me impactó tanto que regresando decidí estudiar cine”, recordó.

La intención de Stone era poder combinar su pasión por la escritura y por la imagen, aunque en un principio no fue fácil conseguir el financiamiento para sus primeros guiones, tal fue el caso de la cinta Pelotón (Platoon, 1986), inspirada en sus vivencias en Vietnam y la cual tardó 10 años en poder filmar.

Pelotón fue una experiencia dolorosa, escribí el guión pero nadie quería realizarlo, el tema aún era sensible para Estados Unidos en esa época, estuvo guardado 10 años hasta que un productor me ayudó a conseguir un presupuesto, que aunque fue poco me dio la oportunidad de realizar la película que cambió mi vida”, señaló.

Destacó que la esencia de Pelotón es la guerra civil y cada uno de sus protagonistas eran importantes para el cineasta así que una vez que reunió a sus actores los sometió a un arduo entrenamiento de dos semanas.

“En un principio pensé que al ser actores que no estaban relacionados con la guerra y no iban a poder transmitir la realidad de la guerra, pero después de llevarlos dos semanas a la jungla en condiciones muy precarias estaban listos para matar”, apuntó.

Oliver Stone, quien confesó que las mujeres son una de sus más grandes influencias, pues siendo muy conservador ellas lo ayudaron a ser una persona más libre, indicó que uno de sus temores como cineasta es pensar que sus filmes resulten aburridos.

“Una constante en mis películas es la búsqueda de la verdad… No busco crear controversia, lo que realmente me interesa es captar la atención del público”, apuntó el cineasta.

Otro gran reto, añadió, es saber elegir a los actores, “porque un actor puede destruir tu película, no es que yo sólo trabaje con grandes estrellas, pero en el caso de JFK invite a un actor de la talla de Kevin Costner porque de otra manera hubiera sido muy difícil encontrar el financiamiento”.

Finalmente, Stone destacó la importancia que tiene el marketing para cualquier área, “yo no sé mucho de ese tema, yo no sabría cómo vender una de mis películas… ustedes tienen un trabajo difícil”, les dijo a los empresarios que asistieron al primer día de actividades del Wobi on Marketing México.