Son tan malos que son buenos

Muy, pero muy mala.

Todos hemos tenido maestros a los que amamos, respetamos y que nos enseñan cosasimportantes sobre la vida. Por otro lado, también hemos tenido maestros ineptosque odiamos, aunque probablemente ninguno de ellos le llegaba a los de este listado.

Desgraciados, malos, tontos osimplemente inadecuados, acá les van siete maestros a quienes les iría muchomejor fuera del salón de clase… y ni hablar de sus pobres estudiantes…

Vamos al siguiente.