–Por Oswaldo Betancourt L. @rockswaldo 

El cine de Gaspar Noé es sinónimo de polémica, su filmografía (Irreversible, 2002; Enter the Void, 2004) se distingue por no limitarse en terrenos poco explorados del cine: sexo y violencia. En Love mantiene esa línea, sus escenas de orgías, tríos o transexuales no dejan nada a la imaginación y al menos cumple esta promesa que vende desde los avances (a diferencia de otras películas que se venden con este mote y no llenan las expectativas, como Cincuenta Sombras de Grey).

La trama se centra en Murphy, quien pasa el año nuevo recordando a Electra, su exnovia ahora desaparecida, y toda la experimentación sexual que vivieron juntos. La estructura narrativa se vale principalmente de analepsis (forma rimbombante de referirse a los flashbacks) y voz en off para mostrar la nostalgia por el pasado del protagonista y su frustración ante su situación actual. 

Aunque la historia no es muy profunda y el elenco principal es inexperto – sólo Karl Glusman es actor profesional – se compensa con la intimidad creada entre los personajes, pues su interpretación es más física que emocional.

Gran parte de su atractivo está en la fotografía, con algunos encuadres que podrían ser pinturas. La paleta de colores es agresiva en ciertas partes, con verde y rojo predominantes. También dentro de este campo entra el 3D, que sorprendentemente funciona, aunque no cualquiera está preparado para ver una eyaculación en este formato. 

Veredicto: Vale la pena, pero no es para todos, como dicen por ahí puede herir susceptibilidades.

Pilón: La canción que se escucha durante el trío es “Maggot Brain” de Funkadelic, por si se ofrece.

País: Francia
Reparto: Karl Glusman,Aomi Muyock,Klara Kristin
Director: Gaspar Noé
Género: Drama
Nombre Original:
Año: 2015
Estreno: 2015-10-30
Duración: 135
  Sitio Web