Los tres directores más importantes de Japón

Ozu, Mizoguchi y Kurosawa

Getty Images

Cuando se habla de la filmografía de un país es difícil hablar de sus máximos representantes sin caer en el error de omitir a otros grandes cineastas, pero también es cierto que a veces hay nombres que se repiten en estas pláticas porque trascendieron más allá de sus fronteras. Prueba de ello son estos tres maestros japoneses que dejaron un verdadero legado en el séptimo arte.

Yasujiro Ozu

Se le considera uno de los directores más japoneses, pues hacía melodramas centrados en familias que se enfrentaban a la modernización. Es bien conocido por su técnica, ya que cada vez fue moviendo menos la cámara, usaba tomas fijas y hacía varias tomas de acciones simples. También inventó el “tatami-shot” (una toma a la altura de los ojos de una persona arrodillada en un tatami) y prefería usar música diegética (o sea, los espectadores escuchamos la misma música que los personajes escuchan en la escena).

Una de sus películas más famosas es Tokyo Story, considerada una obra maestra e incluso destronó a Ciudadano Kane como la mejor película de la historia en la lista de Sight & Sound (que le pregunta a los críticos una vez cada década por las mejores películas).

Kenji Mizoguchi

Este director era un perfeccionista y exigente, le gustaba que sus sets fueran construidos con mucho detalle, y no era extraño que despidiera a gente del equipo. Esto se compensaba con sus tomas largas, algunas a distancia, y de hecho fue famoso por su lema “una escena, una toma”, que se debía en parte a su amor por el teatro (muchos criticaban su estilo por ser “anticuado” para la época).

En sus películas habló de la exploración del individualismo dentro del Japón tradicional. Otro de sus temas era la lucha de las mujeres de su país, lo cual tiene un antecedente en su vida personal: cuando era niño su hermana fue puesta en adopción para después convertirla en geisha. Uno de sus trabajos más alabados es Ugetsu, que combina la guerra y el romance de una manera inigualable.

[También lee: El cine controversial de Takashi Miike]

Akira Kurosawa

Un cineasta excepcional, proveedor de varios clásicos como Rashomon. Su obra es tan importante que repercutió al otro lado del mundo, no sólo en cuestión de llevar el cine a nuevas audiencias, sino que también repercutió en la industria hollywoodense, por ejemplo, al ser la mayor influencia de George Lucas para hacer Star Wars, además de inspirar muchas películas que tomaron como argumento Los 7 samuráis, entre ellas Los 7 magníficos (y hasta se dice que Bichos de Pixar también). Lo mismo pasó con Yojimbo, que se tradujo en otro western importante, A Fistful of Dollars. 

[OJO: Ahorita hay un ciclo de él en la CDMX. Checa aquí los detalles]

¿Cuál es tu favorito?

También lee: 

Personajes básicos de Hayao Miyazaki

Otros animes rifados de los 90 que pasaban en tv

Regresará la NES de Nintendo, pero en tamaño mini