Los Critics Choice reivindican los premios a la TV

Nominaciones más allá de lo obvio

HBO

Estamos tan acostumbrados a que los Emmy y los Golden Globes sólo premian a las mismas series de televisión una y otra vez que se nos olvida que hay más cosas allá afuera además de Modern Family, de Breaking Bad y de Mad Men.

Pero ahora los Critics Choice han abierto el abanico y sus nominaciones (recién anunciadas) están repletas de series olvidadas que son tan merecedoras de una estatuilla dorada como cualquier Homeland.

Para la Mejor Comedia además de las predecibles The Big Bang Theory, Veep y Louie, los Critics decidieron darle una oportunidad a Netflix con Orange is the New Black, sacaron del baúl de Comedy Central la aplaudidísima por la crítica Broad City, y de HBO le dijeron “adiós” a Girls y bienvenida a Silicon Valley. Gran decisión, especialmente con Broad City, tomando en cuenta que Ilana Glazer y Abbi Jacobson están siendo llamadas las nuevas Tina Fey-Amy Poehler.

Por parte de las series dramáticas se fueron con las de cajón: Breaking Bad, Game of Thrones y The Good Wife, pero le dieron oportunidad a otros programas más pequeños como The Americans, Masters of Sex y True Detective (que, pese a sólo tener 8 capítulos en la primera temporada,compite como serie y no mini serie). Aquí lo interesante es rescatar que deseis nominadas únicamente una pertenece a una cadena de televisión abierta. La tendencia es clara.

Los actores que sorprendieron en comedia con nominaciones (y que seguramente ellos mismos no terminan de creérsela) son Chris Messina, nominado por The Mindy Project, un actor que lleva años demostrando su valor a la televisión en series como Six Feet Under, Damages y The Newsroom, y AdamScott de Parks and Recreation, que desde su primera aparición en la comedia al final de la segunda temporada se ha colocado como uno de los favoritos por la fanaticada.

En drama es absolutamente refrescante ver que de seis nominados sólo Bryan Cranston sea una apuesta predecible. Hugh Dancy de Hannibal, Michael Sheen de Masters of Sex, Freddie Highmore de Bates Motel, Matthew McConaughey de True Detective y Matthew Rhys de The Americans forman una cuadrícula que no habíamos visto antes para una premiación de este tipo y que si analizamos con detenimiento es francamente perfecta. El premio, forzosamente se lo tiene que llevar McConaughey, eso sí.

Las mujeres no se quedan atrás con la aparición de nombres como Wendi McLendon-Covey (The Goldbergs), Amy Schumer (Inside Amy Schumer) y Emmy Rossum (Shameless) para la categoría de comedia y Lizzy Caplan (Masters of Sex), Keri Russell (The Americans) y Tatiana Maslany (Orphan Black) en drama.

Actores de reparto

Los actores de reparto son aún más interesantes. Nombres que jamás creímos llegar a ver en una quiniela brillan por su factor inesperado como el de Andre Braugher, que como el reservado Capitán Holt tiene el papel de comedia más complicado en Brooklyn Nine Nine, el de Maggie Siff de Sons of Anarchy, una serie que por seis temporadas ha sido completamente olvidada por las grandes premiaciones, o Peter Sarsgaard de The Killing, que en su tercera temporada perdió al público que había capturado con las dos anteriores y por lo tanto no muchos fueron testigos de la maravillosa interpretación de este actor como el antagónico del drama. La sorpresa más grata, sin embargo, recae en los hombros del actor transexual Laverne Cox que por primera vez en su historia consigue una candidatura importante por Orange is The New Black.

Mejor película para TV

En la categoría de Mejor Película para TV sorprende la aparición tanto de Benedict Cumberbatch como actor como de Sherlock como “película” siendo que este proyecto de la PBS siempre ha sido considerado una mini serie. El truco consiste en que Sherlock no está compitiendo con su última temporada, pero únicamente con su último capítulo, “His Las Vow”, que con más de 90 minutos de duración puede colarse en la categoría de película.

Sherlock, sin embargo, tiene pocas oportunidades de llevarse el premio mayor compitiendo al lado de The Normal Heart, película creada por el infame Ryan Murphy (Glee) sobre los primeros años del SIDA como epidemia gay, que básicamente va a arrasar en la categoría y con los trofeos para sus actores Mark Ruffalo, Julia Roberts y Matt Bomer.

Con Sherlock y True Detective fuera de la carrera por el premio a Mejor Mini Serie las favoritas Fargo y American Horror Story: Coven tienen mayor oportunidad de llevarse el trofeo. La competencia incluye la inglesa Luther y la producida por History Channel Bonnie & Clyde, que tienen mucho menos posibilidad de ganar un Critics, aceptémoslo.

En estas categorías, sin embargo, la inclusión de varios actores “sorpresa” también resulta de lo más aplaudible. Empezando por Ellen Burstyn por Flowers in the Attic, una película de Lifetime que consiguió tanto éxito que ya tiene secuela, Billy Bob Thornton, Colin Hanks y Martin Freeman por Fargo, el mejor trío de la televisión desde Charlie’s Angels, Whoopi Goldberg por a Day Late and a Dollar Short sólo porque es Whoopi Goldberg y Helena Bonham-Carter por Burton and Taylor sólo porque es Helena Bonham-Carter.

Nuevamente, ninguno de estos actores tiene posibilidad alguna de ganar al lado del elenco de The Normal Heart, pero igualmente es enriquecedor que nombres que usualmente tenemos tan poco asociados con premios a la televisión estén siendo atendidos por la crítica. Ahora sólo tenemos unacosa más por decir… Emmy la pelota está en tu cancha.