Las peores películas sobre videojuegos

¿Cuál es peor Super Mario, Street Fighter, DOA, TODAS?

theguardian.com

Parece mentira que una de las más grandes industrias de entretenimiento, una de las que más genera ganancias a sus creadores y una que supera al cine, la televisión y casi a cualquier medio, se haya llevado de tan mala manera al mundo de la pantalla grande.

Los videojuegos tienen grandes historias, personajes entrañables, son el medio del futuro y de la nueva literatura. Pero pocas películas han logrado trasladar los conceptos de inmersión y jugabilidad.

Ahora vemos películas basadas en los juegos clásicos de Arcade, como Pixeles o la versión cinematográfica de Angry Birds. Este mismo año, las productoras están apostando a lo grande con la próxima cinta de Warcraft, que tiene en la dirección al hijo de David Bowie, Duncan Jones.

Más tarde en el año veremos la versión de Assassins Creed, con la presencia de Michael Fassbender y Marion Cotillard, que se esperan con ansias. Pero ahora veamos algunas de las peores adaptaciones:

Silent Hill Revelations 3D

Aunque la primera película del 2006 no le fue tan mal, debido al director francés Christophe Gans, fan de la saga, quien le dio un ambiente de suspenso y terror al presentar a los personajes claves, a los monstruos y la música de Akira Yamaoka. La secuela, queriéndose colgar del éxito de la primera, no cumplió con ese objetivo. Era confusa, predecible, a pesar de basarse en un de los mejores juegos de la serie. Ni Pyramid Head la salvaba.

Super Mario Bros

¿Se imaginan qué hubiera pasado si los dinosaurios no hubieran desaparecido por la caída del gran meteorito, que ese evento los hubiera mandado a una dimensión aparte? Así empieza la película sobre la versión de los populares personajes de Nintendo. Mario y Luigi se ven inmiscuidos en una aventura en donde tienen que rescatar a un princesa de las garras de King Koopa, sólo que ahora no es una tortuga, ahora es interpretada por Dennis Hopper, en una de sus peores actuaciones. A pesar de los buenos actores, como Bob Hoskins y John Leguizamo, los chistes malísimos, la villanos pésimos, la hunden por completo.

Mortal Kombat

Uno de los juegos más excesivos y populares de la historia, de los más sangrientos y controvertidos por el uso explícito de la violencia y la sangre, es llevada de una manera lamentable al cine. Los personajes del juego, como Raiden, Scorpion, Sub-Zero, al verlos en la pantalla en acción real se ven de plano ridículos. Efectos chafas, pero chafas, coreografías malísimas, eso es lo que la versión en la pantalla grande hizo de uno de los mejores juegos de los años 90.

Street Fighter

Los juegos de peleas de plano no funcionan al llevarse al cine, ya que esta versión con Raúl Julia, como el malvado Bison, Jean Claude Van Damme como Gille, Kylie Minogue (!) como Cammy, es tan, pero tan mala que raya en película de culto.

Dead or Alive

No es que nos estemos ensañando con el género, pero lamentablemente es así. Dead or Alive es de esas películas que si apagas el cerebro, podría ser algo divertido, o tal vez no. Todavía Street Fighter tenía algo de comedia involuntaria, pero esta cinta del director hongkonés Corey Yuen, hace ver a Mortal Kombat como una obra maestra.

También lee:

“Una #Ladyde100pesos mató a mi hermana”

Se nos casó Ximena Sariñana 

Ve a la expo de Hello Kitty