Las 5 series británicas que no debes perderte

¿Listo para agregar UK a tu guía televisiva?

In The Flesh

Pongamos una cosa en claro, series creadas en Gran Bretaña hay muchas y muy valiosas; que si Torchwood, que si Sherlock, que si The Tudors, etc. En esta ocasión lo que nosotros queremos es olvidar un poquito los clásicos e irnos directo al aquí y al ahora. ¿Cuáles son los shows que están causando revuelo este año y que no te puedes perder? Después de todo, cadenas como la BBC están haciendo un mucho mejor trabajo que las televisoras gringas al momento de traer a la mesa historias originales y que las mexicanas… bueno… ni se diga.

Así que prepara tu oído al acento de James Bond, agrega a tu diccionario palabras como “bloody” y “blimey” y prepárate para viajar al viejo continente con las cinco mejores series de la tierra de los Beatles:

1. Doctor Who

Mil veces has oído hablar de ella y sigues sin saber qué es. La cosa con Doctor Who es que, pese a que lleva existiendo desde que el Iztacíhuatl era la Mujer Despierta, tuvo una renovación espectacular en el año 2005, y muere y se levanta de las cenizas alrededor de cada dos temporadas. Lo que significa lo siguiente: un nuevo Doctor Who y un nuevo interés romántico alrededor de cada dos años. Lo que le da un aire completamente fresco a la serie y muchísima vitalidad.

La historia sigue a un extraterrestre que viaja dentro de una cabina de teléfonos y a su sidekick (invariablemente mujer, invariablemente él se enamora de ella) mientras resuelven casos alrededor del universo. Suena kitsch, y de algún modo lo es, pero si de series de culto hablamos ésta está sentada en el trono con una mano en el respaldo y otra sacándose la comida de entre los dientes. No tiene competencia.

2. Orphan Black

Lo que los gringos no pudieron conseguir con Ringer, los ingleses sí lograron con Orphan. Es probablemente una de las series más comentadas de los últimos meses y con toda razón. Su protagonista realiza varios papeles y cada uno es completamente distinto. De hecho, ya se habla de una posible nominación al Emmy para la actriz Tatiana Maslany.

La trama es complicada, pero se va desarrollando poco a poco. Sin querer revelar mucho sobre el conflicto principal de la serie, sí les podemos decir que si les gustan las teorías de conspiración que involucran clones, entonces ésta es definitivamente su serie. Todo comienza con el suicidio de una mujer, y la “gemela perdida” que presencia todo y decide robarse su identidad. A partir de ese momento las sorpresas no paran de llegar. Es un must.

3. In The Flesh

¿Cansado de esas historias de zombies que invariablmente llegan a lo mismo (grupo de sobrevivientes se encierran en una granja y son asediados por hordas y hordas de muertos vivientes)? Los británicos nos dan un vistazo no al holocausto zombie, pero al qué pasaría si se encontrara una cura para la epidemia… ¿cómo reaccionarían los sobrevivientes?

Esto no es Walking Dead, de hecho, está lejos de ser una serie de terror. El conflicto de este show es mucho más psicológico. Luego de ser tratados con una vacuna, los zombies vuelven a ser humanos, pero no por eso vuelven a la vida… sólo a una normalidad suspendida. La pregunta que esta serie levanta es ¿seríamos capaces de perdonar a las bestias que mataron a nuestros seres más queridos y volverlos a adopar como parte de la humanidad? Piénsenlo como True Blood con necrosis.

4. The White Queen

De las mejores series de realeza que se han estrenado en mucho tiempo. Lo que hace distinto a este show de época es que, a diferencia de un… digamos Borgias o incluso un Game of Thrones, es que éste se centra absolutamente en la relación de la reina Elizabeth con el rey Eduardo. ¿Una campesina cualquiera casada de manera secreta con el monarca de una nación? Eso sí es melodrama y no Marimar.

Aderezando la historia, los británicos siembran en esta serie un poco de magia. La nueva reina y su madre llevan en la sangre los dones de la brujería. No se espanten, la serie no se centra en eso ni se convierte en un thriller de Wes Craven, ése es simplemente un detalle más dentro de una historia muy completa, con personajes que encantan (tanto los buenos como los malos) y una actuación por parte de Max Irons (por supuesto, hijo de Sir Jeremy Irons) que enamora desde el segundo uno. Long live the Queen!

5. Luther

Ahora en su tercera temporada, Luther lleva consagrando fans desde su estreno en 2010 y cada día es más gustada. Mucho tiene que ver, claro, con la franca maestría actoral de su protagonista, el señorón Idris Elba (a quien recordarán por películas como Thor o Prometheus).  Pero otro tanto también tiene que ver con lo distinta que es esta serie policiaca a lo demás que se hace allá afuera del género.

Si ustedes ven un CSI, un Castle, sabrán que este tipo de dramas usualmente comienzan cada episodio con el descubrimiento de un cuerpo, y durante el capítulo se descubre quién es el asesino. Luther le da la vuelta a la moneda y nos revela al asesino desde el segundo uno, pero eso sí, durante el episodio entendemos el “detrás de” de sus actos. ¿Qué lo motivó, cuál era su relación con la víctima? Y Idris Elba como un detective workoholico nos lleva de la mano de una forma tan apasionante que simplemente no lo quieres soltar.