La piel que habito en México

Lo más nuevo de Almodóvar llega al FICM

Sandra Lucario

Una de las cosas más esperadas del FICM 2011 era la asistencia de las “chicas” Almodóvar, Elena Anaya y Marisa Paredes. Las españolas asistirían a la proyección de “La piel que habito”. La historia, lejos de ser un thriller, como se le ha querido calificar, muestra, más bien, a un Almodóvar “puro y duro”, al menos eso dijo Paredes. ¿A qué se refería? Bueno, pues nosotros somos de los pocos que ya vimos la película, aquí les dejamos nuestras impresiones.

– El hilo conductor de la película es la venganza, por lo que hay mucho suspenso, algo de sangre, drama y quizá un par de destellos de comicidad (sobre todo con aquel chiste sobre Veracruz), pero nada más. 

– Para esta cinta, Almodóvar llamó a tres actores con los que ya había trabajado: Antonio Banderas (Mujeres al borde de un ataque de nervios, La piel del deseo), Marisa Paredes (Hable con ella), Elena Anaya (Hable con ella) y eliminó aquella gama de colores y las personalidades chispeantes que habíamos visto en películas anteriores; ésta es –por mucho– más realista.

– Antonio Banderas, excelente. Alejado del cine holliwoodense, el español interpreta a un doctor con un claro desequilibrio emocional, mental sería más atinado. Con este papel el español nos da muestra del estado de madurez actoral en la que se encuentra.

– Marisa Paredes vuelve a dar vida a una mujer enérgica. Es el personaje más cuerdo de la película. Actúa como el ama de llaves que guarda un secreto. Aquí la vemos yendo de la ternura y la compasión a la condena y el desquite. Aunque no es mala, no es una madre desnaturalizada, si podríamos decir que es, o trata de ser, justa. 

– Elena Anaya como Vera, da vida a una “sobreviviente”, una mujer que es mantenida contra su voluntad en un cuarto monitoreado las 24 horas, sus únicos entretenimientos: hacer yoga y escribir en las paredes para no abandonarse a la locura. En su personaje vemos claroscuros que la hacen más humana: la desesperación y la hipocresía muy bien llevadas.

– Los actores hacen un excelente trabajo a la hora de mostrarse a las cámaras; sin embargo, el desarrollo de la historia deja muchas lagunas y uno termina dando cosas por hecho. Tal vez aquí es donde debemos recordar aquello que recomendó Marisa, que la película “contiene tantas cosas que tal vez no se acaben de sentir, ver o averiguar a primera vista”.

Aquí les dejamos lo que Elena Anaya dijo en la presentación:

http://www.youtube.com/watch?v=Yy3uKSo_LJo

Y aquí lo que dijo Marisa:

http://www.youtube.com/watch?v=Ry2Qg-1W8uM