LA HISTORIA MÁS GRANDE JAMÁS CONTADA

Oh, Dios, películas para Semana Santa

Uy, que "grande"

LA HISTORIA MÁS GRANDE JAMÁS CONTADA (1965)
de George Stevens

Satanizada por:
Porque es como una burla. Todo es bonito, limpio. Jesús parece modelo,
la
Virgen parece stripper, los soldados parecen miembros de boys band, y
Galilea
parece el desierto cerca de Las Vegas. Es como si la Biblia hubiera sido
escrita en Beverly Hills.

¿Vale la pena el purgatorio?:
Un poco. Bueno no… no vale la pena. Qué tanto que ni la pasan en TV
Azteca. Imagínate
eso.

¿Qué milagro te gustaría que este
Jesús te hiciera?

Pues, no sé, pídele algo sobre la paz mundial. Un cliché más.