La ambición por el petróleo en el cine

El 'oro negro' en el séptimo arte

Cortesía

El precio del petróleo está por los suelos. Esta fuente de energía ha sido causa de guerras, invasiones, contaminación y uno de los causantes de la devastación ambiental. Los combustibles fósiles implican un porcentaje alto de la contaminación en el mundo, provocando la emisión de gases que provocan el efecto invernadero, ahora conocido por calentamiento global.

¿Qué nos atrae tanto de extraer dinosaurios muertos? —Claro no es exactamente dinosaurios, sino restos fósiles en general, pero suena más chido, ¿no?—. Nuestro país depende en gran parte de la extracción de este combustible, pero debido a que ha sido una industria que ha estado a la baja desde los 90, hemos tenido que apostar por otros recursos para la obtención de ingresos.

El mundo ya se enfoca hacia otros recursos energéticos menos contaminantes y más beneficiosos. El cine ha cubierto también la ambición, el riesgo y la importancia del petróleo en la vida de los humanos. Veamos algunas cintas relacionadas con este recurso:

Mad Max 

En el mundo del futuro, después del apocalipsis nuclear, solo queda un objeto valioso. Las monedas han colapsado, la economía regresa a la Era de las Cavernas y es la gasolina el nuevo oro. Toda la saga de las 4 películas tienen que ver de cierta manera con el uso del único combustible todavía presente y por el cual habían luchas de clanes por tan preciado recurso.

Petróleo sangriento

La fiebre del petróleo en el oeste de los Estados Unidos ha dado muchas historias. En esta película de Paul Thomas Anderson se cuenta la epopeya de un buscador de oro en minas que se convierte en un explorador de pozos petroleros y todo lo que lleva como consecuencia. Con la actuación excelente de Daniel Day Lewis, que lo hizo ganar el Oscar a mejor actor y también a la cinematografía de Robert Elswit.

Syriana

Basada en la historia real del agente de la CIA Robert Baer (George Clooney), quien es un experto en terrorismo en el Medio Oriente y es enviado para realizar una complot para asesinar al príncipe Nasir Al-Subaa, quien está beneficiario a una petrolera china en vez de a las dos estadounidenses que están en competencia. Thriller político sobre el control de los recurso energéticos. Syriana es un término que se usa en Washington para redefinir el mapa geopolítico de Oriente Medio.

007: El mundo no basta

James Bond contra los especuladores del precio del petróleo. Esta entrega del agente secreto es protagonizada por Pierce Brosnan, en la que el 007 descubre una conspiración para subir los precios del petróleo al querer detonar en Europa una bomba nuclear. Todo esto preparado por el malévolo Renard, un personaje que no siente dolor interpretado por el actor escocés Robert Carlyle. ¿Bond podrá ayudarnos?

http://www.www.youtube.com/watch?v=9nH1DwQP2Xs

¿Cuáles de ellas has visto? ¿Cuál es tu favorita?

También lee:

— Leonardo DiCaprio viene a la Ciudad de México

— Tenis de rockeros que matarías por tener.

— El verdadero gentilicio de los capitalinos.