El pasado sangriento del director de Guardianes de la Galaxia

James Gunn tuvo sus inicios en el cine gracias a Troma.

James Gunn
Foto: Universal Pictures

Hay una simple razón por la que el fundador de Troma Entertainment, Lloyd Kaufman, tiene un cameo en Guardianes de la Galaxia: en 1995, James Gunn tuvo sus inicios en la industria del cine gracias a esa compañía, la cual se ha caracterizado por sus películas atípicas de muy bajo presupuesto, que mezclan lo vulgar con lo grotesco y la comedia con el horror y los temas sociales.

Antes de consolidarse en Hollywood con sus trabajos para Disney y Marvel, Gunn aprendió el oficio poco a poco, trabajando como guionista y, posteriormente, dirigiendo un par de modestas cintas que, en perspectiva, distan mucho de las aventuras del equipo galáctico liderado por Star-Lord.

Con motivo del estreno de Guardianes de la Galaxia Vol. 2, a continuación recordamos algunos momentos claves del pasado de su talentoso director, quien, por cierto, ya está confirmado para la tercera entrega de los Guardianes.

Tromeo y Julieta y El Amanecer de los muertos

La mayor contribución de Gunn al legado de Troma es Tromeo y Julieta (Tromeo and Juliet). Él escribió y, aunque no le dieron crédito, dirigió buena parte de la más retorcida reinterpretación del clásico de William Shakespeare, no apta para los pequeños seguidores de Guardianes de la Galaxia. ¿Por qué? Basta ver la siguiente imagen del pene monstruoso…

James Gunn
foto: Troma Entertainment

[Si quieres ver la película, da clic aquí, pero no es seguro para verlo en la oficina]

Cabe añadir que en su etapa como guionista, Gunn también escribió el remake del clásico de zombies de George A. Romero, El amanecer de los muertos (Dawn of the Dead), el cual fue dirigido por Zack Snyder. Curioso que ambos terminaron trabajando para los universos compartidos de Marvel y DC Comics, respectivamente.

Slither: un homenaje al cine de serie B

En 2006, Gunn presentó su ópera prima como director, la cual es una mezcla de varios subgéneros del terror. Situada en un pueblo “redneck” de Estados Unidos, la cinta narra una peculiar invasión extraterrestre que da pie a una buena dosis de horror corporal, gore y momentos en los que los afectados actúan como zombies. La víctima central es un hombre llamado Grant e interpretado por Michael Rooker, legendario actor que también le da vida a Yondu en Guardianes de la Galaxia.

James Gunn
foto: Universal Pictures

Super: superhéroes mundanos y violentos

No, Guardianes de la Galaxia no fue la primera cinta sobre superhéroes realizada por Gunn; años antes, en 2010, Rainn Wilson y Ellen Page encarnaron a un inusual equipo de héroes sin poderes. Una cinta que es más oscura y brutal de lo que se podría pensar, sobre todo cuando muestra que la violencia no es ningún juego.

James Gunn
foto: IFC Films

¿Prefieres estas películas o Guardianes de la Galaxia?