Hilary Swank en Los muchachos no lloran

Especial

¿De qué trata? Teena es una adolescente que prefiere tener una identidad masculina, pero es biológicamente mujer. Sus intentos por hacerse pasar por varón tienen buenos resultados al principio, pero su mundo se cae cuando son descubiertos.

¿Cómo fue la transformación? Hilary vivió como hombre desde un mes antes de la filmación, y con esto experimentó las diferencias sociales que el cambio de género implica. Además, el estilista Shay Ashual aseguró que sus pómulos pronunciados le ayudaban a encarnar cualquier papel.

Datos curiosos. La película le valió un Oscar a Swank y tuvo buena aceptación de la crítica, pero los personajes reales (en los que la historia se basó) demandaron a la producción por cambiar aspectos básicos de la trama. Además, la madre de Teena en la vida real quedó insatisfecha y se sintió insultada con el discurso de Swank en los Oscares.