Hijo de Bush

De qué va
La biopic de uno de los peores presidentes que ha tenido Estados Unidos, y no lo digo yo, lo dice Oliver Stone.

¿Por qué es tan buena?

Primero,
por la interpretación. Josh Brolin se convierte, totalmente en Bush
hijo: sus expresiones, su forma de hablar, de caminar y de decir
estupideces; ¡todo está ahí!
Y
después porque, contrario a lo que muchos podrían suponer, Stone no se
le va a la yugular a Bush, simplemente lo retrata como lo que era (es):
un hijo de papi, fanático religioso y ex alcohólico que llegó -casi por
herencia- a la presidencia de la nación más poderosa del planeta. Mejor
que nos invadan los aliens; qué miedo.

Datos curiosos
El
papel de George W. Bush fue originalmente ofrecido a Christian Bale,
incluso se hicieron algunos screen tests para probar prostéticos.
A
punto de iniciar rodaje, Bale abandonó, por lo que Stone buscó a su
reemplazo. Había visto recién No country for Old Men y American
Gangster
; le había gustado mucho la actuación de Brolin en ambas.