3 heroínas del cine mexicano que no le piden nada a la Mujer Maravilla

Conoce a la Mujer Murciélago, la independentista Gertrudis Bocanegra y la leyenda purépecha de Eréndira Ikikunari.

Heroínas del cine mexicano
Foto: Festival MacabroLa Mujer Murciélago debió tener secuela.

Si se trata de ver a mujeres valientes en el cine, no es necesario recurrir al cine de otros países porque en la filmografía nacional tenemos nuestras propias heroínas y a continuación recordamos a tres de ellas, aunque eso sí, sería bueno ver más.

La Mujer Murciélago (1968)

Es innegable que el personaje tiene como inspiración la serie de los años 60 de Batman; tal vez el guionista Alfredo Salazar vio uno de los primeros episodios, pues tanto la máscara, como la capa y el coche son muy parecidos a los de Adam West (el programa se transmitió entre 1966 y 1968, apenas un poco antes del estreno de la película).

La película de René Cardona tuvo como protagonista a la actriz italiana Maura Monti, que interpreta a una detective adinerada que no sabe artes marciales pero sí es diestra en la lucha libre.

Es justamente en este deporte donde comienza a sufrir asesinatos y ella investiga el caso para descubrir que quien está detrás de esto es un científico loco que quiere dominar al mundo con sus mutantes.

El vestuario de la “Batichica” no deja mucho a la imaginación o tal vez sea su atuendo de playa (la historia sucede en Acapulco e incluso la vemos buceando), tiene peleas bien coreografiadas y es una cinta de culto entretenida que bien pudo tener más entregas.

 

Gertrudis Bocanegra (1992)

Ernesto Medina dirigió esta cinta sobre la joven criolla de Michoacán que participa en la Guerra de Independencia mexicana a pesar de ser hija de un comerciante español, aunque es precisamente su estrato lo que le permite estar en contacto con la burguesía y los militares.

Ofelia Medina, quien fue la protagonista de grandes historias como Patsy, mi amor (1969), escrita por Gabriel García Márquez antes de ser famoso, y Frida, naturaleza viva (1983) a cargo de Paul Leduc, además es la mujer que aparece bailando en el video de “María”, de Café Tacvba, ella fue la encargada de darle vida a esta mujer ávida por el conocimiento que, para esa época, era algo inaceptable al grado de negarle el acceso a ciertas lecturas.

El lado combativo de esta mujer proviene de su nana purépecha, de quien aprende su lengua y se hace consciente de cómo los indígenas son víctimas de injusticias; además conoció a Miguel Hidalgo y a partir de ese momento le dio, literalmente, su vida al movimiento, pues fue fusilada el 10 de octubre de 1817.

A diferencia de las otras dos películas, que están a la venta, ésta es más difícil de conseguir pero la puedes ver de manera gratuita en la videoteca de la Cineteca Nacional.

© Ofelia Medina 2010
© Ofelia Medina 2010

Eréndira (Ikikunari) (2006)

Juan Mora Catlett fue parte de la generación que pasó por el programa de horror de los años ochenta La hora marcada, y también tiene antecedente en el cine interesado por nuestras raíces, como lo es Retorno a Aztlán (1991).

Eréndira se centra en la leyenda de una joven indígena que se le pone al tú por tú a los conquistadores. Ella está a punto de casarse, pero se niega a permitir que su tierra sea destruida y se rebela contra las convenciones sociales que prohíben a las mujeres participar en la batalla; aunque obtiene el respeto de su pueblo tras robar y aprender a montar un caballo de los europeos, animal que era considerado un monstruo por nativos.

Sobresale por el hecho de que la producción cuenta con animaciones, no tiene actores profesionales y está hablada en purépecha, pero sus elementos más importantes son mostrar la fortaleza y determinación de una mujer que, tristemente, no es tan conocida como merece.

¿Qué otra heroína del cine nacional recuerdas?