Georgia llega a la Cineteca Nacional

Del 12 al 22 de junio

Lulú Urdapilleta

Una decena de filmes de la Unión Soviética y Georgia desde 1929 a 2012, como “Sal para Svanetia” y “Sigue sonriendo”, integran la Semana de Cine Georgiano que se exhibirá en la Cineteca Nacional del 12 al 22 de junio.

El ciclo, que se realiza con la colaboración de la Embajada de Georgia en México, arrancará con “Mi abuela” (Unión Soviética, 1929), de Kote Miqaberidze, sobre la historia de un burócrata que pierde su empleo y ante la imposibilidad de encontrar por sí mismo un trabajo en el sector público, su esposa lo convence de conseguir una “abuela” (padrino) para reingresar a la burocracia soviética.

Es una pieza silente que recurre al género de la comedia.

El viernes 13 de junio se proyectará “Sal para Svanetia” (Unión Soviética, 1930), de Mikhail Kalatózov, un filme en blanco y negro que narra cómo la pobreza obliga a los habitantes de Svanetia a emigrar hacia las praderas solamente llevando su más precioso bien, la sal y cómo no todos sobrevivirán a la larga caminata.

También se incluirán las cintas “Keto y Kote” (Unión Soviética, 1948), de Vakhtang Tabliashvill y Shalva Gedevanishvili; así como “El asno de Magdana” (Unión Soviética, 1955), de Tengiz Abuladze.

“Pirosmani” (Unión Soviética, 1969), de Gueorgi Shenguelaya; “Tres casas” (Georgia, 1996), de Zaza Urushadze, y “La otra orilla” (Georgia, 2009), en la que el cineasta Giorgi Ovashvili cuenta la historia de un niño de 12 años que pertenece a una generación expuesta a los desplazamientos masivos a causa de una guerra civil que le arrebató todos sus sueños.

Finalmente se exhibirán “Susa” (Georgia, 2010), de Rusudan Pirveli, ganador del Gran Premio en el Festival de Tiblisi; “Días de la calle” (Georgia, 1985), de Levan Koguashvili, y “Sigue sonriendo” (Georgia-Francia-Luxemburgo, 2012), de Rusudan Chkonia, filme que representó a Georgia en los premios Oscar 2013.