FICM en el DF: Críticas: Greenberg

4/5

Dir. Noah Baumbach

Schopenhauer escribió: «no hay que estar tristepor un mal día, siempre habrán otros peores». El fatalismo implícito de estafrase, resume el sentimiento básico Greenberg, pero tambiénesconde una pizca de optimismo y de esperanza naive: la belleza está oculta enlos lugares más inesperados.

En este caso, la salvación de un hombre que acaba de salirde una institución mental por una crisis nerviosa, la encuentra en una mujerque al igual que él, están completamente sola. Su compañía no mejora sus vidas,pero al menos tienen con quién quejarse y destrozar con palabras un mundo queno comprenden. Ambos van a la deriva. Esta es la belleza de Greenberg:Baumbach cuenta una historia de dolor, pero nunca vemos una tragedia. Narra unacomedia romántica, pero sin clichés de amores prefabricados.  

Es cierto que Baumbach tiene un don naturalpara escribir diálogos, y sus personajes son tan cotidianos que parece filmardocumentales sobre personas deprimidas; pero esta cinta no sería igual sin BenStiller, quien pocas veces logra separarse del estereotipo de comediante, yregala un personaje complejo y egoísta (esta es la mejor actuación de su carrera).

Stiller es Roger Greenberg, una cuarentón que llega a Los Angeles a cuidar la casade su  hermano pudiente. A los pocos minutos seenamora de Florecene, la asistente/niñera de la familia quien acaba de salir dela universidad y no sabe qué hará al siguiente día, ni el próximo mes. Su vidafluye sin sentido. Roger se reúne con viejos amigos y conocemos una partetruculenta de su pasado: arruinó el contrato que tenían con una disquera yprácticamente devastó sus vidas. Incluyendo la suya: Roger vive atrapad en unn limbo donde la única persona que lo acepta es Florence. Hay algo queella ve en él, algo que nosotros como espectadores también queremos notar. Nosabemos si detrás de esa coraza iracunda, se esconde un hombre con el cualpuede ser feliz.

Baumbach maneja esta duda como un terapeuta queescucha nuestras quejas y al final llega a la conclusión que el único rescate quetenemos, recae en el calor de una mano aferrada a la nuestra. Una mano que comola de Florence levanta a Roger. Y viceversa.

 

HORARIOS

28277Banner Cinepolis
Banner Cinepolis