FICM 2010: Críticas: Las Marimbas del infierno

 

LAS MARIMBAS DEL INFIERNO

4/5

Elgran mérito de Las Marimbas del Infierno es la originalidad. Lo que en principio empezó como un documental sobre Don Alfonso, mensajero que se dedica a tocar la marimba, terminó en una historia de ficción, actuada por personas reales, filmada cual si fuera un mockumentary.

Cuando la chamba de marimbero yano deja para vivir, Don Alfonso tiene una idea genial: hacer una banda de metal con marimba. Para ello acude con Black, médico de profesión, metalero por convicción y pionero del género en Guatemala, lugar donde se desarrolla la historia. Además se les une el "Chiquilín",pariente de Don Alfonso, experto en escapar de centros de rehabilitación de drogas, quien sumará entusiasmo -y su espantosa voz- al proyecto.

Ysí, aunque la trama suene absurda – que lo es- , las situaciones que sederivan de ésta resultan completamente divertidas e hilarantes. El humor de esta cinta es producto de la improvisación de todos sus actores, quienes en más de una ocasión se salen de guión para lograr momentos de antología, como los ensayos del grupo o cuando Chiquilínbusca el apoyo de un artista para que le "pimpeen" la marimba. Aunque, eso sí, su desangelado final le termina debiendo mucho a su arranque tanbien logrado.

Entrañabley con gran sentido del humor, Las Marimbas del Infierno resulta en una oda a la improvisación y el buen humor. Hace mucho no se veía algo tan original -y a la vez simple- en el cine mexicano.

Mientrasalgunos cineastas buscan diferenciarse por la vía de los guiones en teoría "trascendentes" y complejos, cintas como ésta demuestran que lo original no va de la mano con lo pretencioso ni con lo oneroso, sólo se necesita una idea y mucho ánimo; a veces incluso, también, un poco de metal. Meerol! 

HORARIOS

28232Banner Cin?polis
Banner Cin?polis