El luchador

¿Los hombres no lloran?

El luchador

¿Chillonómetro?
Nostálgico-vulnerable

¿En qué parte?
Son dos. La primera cuando The Ram juega en su trailer un videojuego ochenteno con su vecino; y la otra, cuando se avienta desde la tercera cuerda en su “lucha de despedida”. Uf.

¿Por qué moqueamos?
Porque es ver a un ídolo muerto, a un hombre que lo tenía todo y ahora estaba tan solo que le pedía a su vecino jugar con él. Como lo dijo en la cinta «Me gusta luchar porque sólo me lastiman fuera del ring»