El escritor fantasma

¿De qué va?
Un ghostwriter (aquellos
escritores que trabajan usualmente para artistas o políticos sin recibir
crédito por sus escritos) es contratado por el ex primer ministro inglés para
que complete su autobiografía, ya que el escritor originalmente contratado para
la tarea apareció muerto. La única condición es que se mude a la casa de
reritiro del ex ministro y que sólo ahí podrá rescribir el libro. Sin embargo
algo anda mal, todos alrededor del político parecen ocultar algo, desde su
esposa, hasta su sexy secretaria particular.

¿Por qué es fregona?
Un thriller en la tradición
de clásicos de Polanski como Repulsión, Frantic o Chinatown, donde el
protagonista se ve inmerso en una situación paranoide en la que  al final no quedará ni un gramo de
esperanza, otro sello clásico de un Polanski que, tanto en sus películas como
en su vida, sabe que lo más terrible siempre puede pasar.

El momento más Polanski
de la peli:

No diremos cuando sucede
(para no arruinarles la película), pero en algún momento de la cinta, la cámara
persigue  -en plano secuencia- una
carta que va de mano en mano hasta que llega a su destinatario, la abre y sin
que veamos lo que dice, podemos adivinar que no son buenas noticias.