El cine también juega ajedrez… ¿y tú?

Por si no sabían en Chilangolandia se está celebrando el Mundial de Ajedrez (sí, como el de futbol y el Superbowl juntos), que culmina este próximo domingo.

Pero no creas que el ajedrez es algo aburrido, por lo general es un arte de estrategia, aristocracia y dominio mental, si no nos crees checa algunas películas que así lo retratan:

EL SÉPTIMO SELLO: Un guerrero medieval se enfrenta en la partida más famosa de la historia del cine, contra la mismísima muerte. La analogía está implícita (no diremos quién gana, para no arruinar la sopresa). Bergman era fan a morir del ajedrez y también lo uso como metáfora en el mundo infantil en otra de sus obras maestras Fanny y Alexander.

HARRY POTTER Y LA PIEDRA FILOSOFAL: Ron se sacrifica en busca de la Piedra, al jugar “Wizard Chess”: un combate a tamaño real donde las piezas literalmente son destruídas. Según Dumbledore, Ron Weasley había jugado el mejor encuentro en muchos, muchos años.

X – MEN: El doctor Charles X. Xavier y su rival “Magneto”, aplican un duelo mientras discuten qué será de los humanos y los mutantes. Por cierto, el tablero y fichas eran de un elegante plástico fino.

BUSCANDO A BOBBY FISCHER: Biografía de Josh Waitzkin, el niño prodigio del ajedrez en la década pasado. Vemos cómo inicia su brillante carrera jugando en un parque Neoyorquino, hasta su estrellato en el Campeonato Nacional, y sus conflictos inocentes-deportivos. Sumamente conmovedora.

EL CONDE DE MONTECRISTO: Ok, no tiene nada que ver con el ajedrez… excepto la parte emotiva que tiene en la historia la pieza del “Rey”: Los protagonistas se lo “otorgaban” cuando uno vencía al otro.