Desde chica Bond hasta cine de arte

Especial

Parisina y con mucho talento, Eva Green nos sorprendió con su belleza en Sombras tenebrosas. A nuestro juicio, en esta nueva película de Tim Burton, Green es una de las pocas razones para no deprimirnos: la falta de inspiración del excéntrico director se ha notado en sus últimas dos cintas y, en lugar de lamentarnos por la aparente caída de un grande, decidimos dedicarnos a admirar la belleza francesa que adornó su elenco.

Eva no es la típica actriz que vemos en todas partes y tampoco tiene el mismo sex appeal de siempre. En definitiva es una bomba sexual que se las arregla para adicionar a su talento un toque de sensualidad diferente en cada película.

Por eso, nos aventuramos a la difícil y extenuante tarea de clasificar su atractivo en un “sexiómetro” que nos llevó tiempo, pues entre superproducciones como James Bond y algunas cintas independientes, debimos estandarizar su belleza y ponerla a competir consigo misma hasta llegar a una victoria. Ella contra ella. Pobrecita, ¿no?

La calificación va del uno al cinco, siendo uno el más bajo y cinco el más alto. Aquí va (y se vale discutir):