Demian habla de su nominación

Y que por favor no acentuemos su nombre

Apareció en el escenario del Teatro Insurgentes con una gran sonrisa. Tiene verdaderos motivos para estar feliz. Mientras posaba junto al poster de A Better life, los flashes y las luces de las cámaras iluminaban aún más su sonrisa.

Alguien, al pie del escenario, le ofreció una copia plástica de la estatuilla del Oscar. Él contestó sin dejar de sonreír: “¡No, no! Qué tal que me salas. Esto es como la Copa Mundial de Futbol”.  Finalmente Demian Bichir se sentó y agradeció a la prensa su presencia. “Me enteré que estaba nominado porque mi novia me habló por teléfono. Pensé que bromeaba y me dije: si no suenan los teléfonos pronto, entonces no es cierto… ¡y que empiezan a sonar!”

Le dije (a Tom Hanks)… que esa película podía ser crucial para cambiar muchas cosas para la gente que le acababa de traer los tacos a la mesa.

Para Bichir estar nominado al Oscar es un evento único, y resulta un honor alternar con actores que él admira desde hace tiempo como Gary Oldman y George Clooney. Conocido como un actor comprometido con causas sociales, Demian no hizo una excepción en este momento de su carrera. Para él lo más trascendente de esta nominación es que servirá para que mucha gente vea la película y conozca la situación de los 11 millones de trabajadores indocumentados que viven en Estados Unidos, “donde nadie los nota, donde nadie reconoce el valor de su trabajo”.

42244La película se reestrenará en México para que quien se la perdió la vea.
La película se reestrenará en México para que quien se la perdió la vea. (Especial)

Cuando se le preguntó si su película podría ayudar a cambiar la situación de los migrantes en aquel país contestó con una anécdota: “Fui a entrevistarme con J.J. Abrahams, llegué temprano a nuestra cita, entonces me metí a un lugar que se llamaba Nuestros Tacos. No estaba lleno. Había una especie de mesa larga y me senté. Me trajeron el par de taquitos que había pedido, por cierto bastante buenos, de pronto vi que en el otro extremo se había sentado Tom Hanks. Cuando lo ví, en lo primero que pensé fue en que él es miembro de La Academia y le pregunté si ya había visto A Better Life, claro que me miró con cara de`y este que se cree´. Me contestó que no casi sin voltearme a ver. Le dije que seguramente ya la tenía en el paquete de películas que compiten por una nominación al Oscar. Y como no prestaba atención le dije: lo que pasa es que esa película puede ser crucial para cambiar muchas cosas en este país para la gente que te acaba de traer los tacos a la mesa. Esta película puede cambiar cosas igual que lo hizo Philadelphia para la comunidad gay. Sacó una libretita y me dijo: cuál es el nombre”. 

Para Damian Bichir, el cine ya ha demostrado que puede cambiar cosas.  Bromista, excelente exponente del acento chilango, y muy consciente de que hay una gran posibilidad de que no se lleve la estatuilla a casa, Demian está tranquilo y feliz. “Esto no es una competencia. Cada uno de los nominados es un excelente actor, pero tampoco son los mejores del mundo. Me ha tocado trabajar con excelentes actores que merecerían cinco Oscares. Yo voy a pasármela bien y a echarme unos tequilitas el día de la premiación”.